• Enfermería reivindica las «80 horas invisibles»

    Cada día, una enfermera dedica un mínimo de 20 minutos fuera de su jornada laboral, conocidos como el solape, a poner al día al profesional que la releva sobre la situación de los pacientes. Se trata de 80 horas anuales que las enfermeras de Castilla-La Mancha no cobran ni recuperan, de ahí la reivindicación del sindicato de Enfermería SATSE.

    enfermera solape

    Castilla-La Mancha, Andalucía, Aragón, Asturias, Canarias, Cantabria, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia, Navarra, Murcia y Rioja son las comunidades autónomas, además de Ceuta y Melilla, que siguen sin reconocer el conocido como “solape de jornada” como tiempo de trabajo, pese a la reiterada reclamación de SATSE y la existencia de distintos fallos judiciales que dan también la razón a la organización sindical.

    El sindicato SATSE ha denunciado que un total de doce servicios de salud, entre ellos el de Castilla-La Mancha (Sescam), discriminan a sus enfermeras respecto a otras comunidades autónomas al no reconocer el trabajo “extra” que realizan todos los días fuera de su jornada laboral para asegurar que sus pacientes reciben la atención y cuidados necesarios.

    ¿Qué supone el «solape» para una enfermera?

    El solape es el tiempo (20 minutos, como mínimo) que una enfermera dedica, fuera de su jornada laboral, a dar al compañero que le releva información fundamental y trascendente sobre la evolución y cuidados que requieren sus pacientes. Unos datos que, de igual manera, recibe cuando entra a trabajar por parte del profesional que le ha precedido en el turno anterior.

    Según las estimaciones del Sindicato de Enfermería, una enfermera o enfermero que presta sus servicios en un centro hospitalario hace de media unas 80 horas al año que no son reconocidas como tiempo de trabajo en los servicios de salud de doce comunidades autónomas.

    Compensación

    SATSE ha defendido en la Mesa Sectorial del Sescam y en los diferentes órganos de negociación, que el ‘solape de jornada’ sea compensando preferentemente también en tiempo de trabajo. “Queremos que se haga justicia y se reconozca un trabajo que, en definitiva, va en beneficio de la persona a la que atiende y cuida”, añaden desde el Sindicato.

    Asimismo, la organización sindical subraya que se trata de un claro ejemplo de discriminación entre los profesionales del sistema sanitario público de nuestro país, al reconocerse o no una misma labor por el mero hecho de trabajar en una comunidad autónoma u otra.

    17 realidades

    Al respecto, el sindicato recuerda que la descentralización de las competencias sanitarias ha facilitado que haya 17 realidades distintas en cuanto a las condiciones laborales (salarios, jornada, complementos, movilidad, carrera profesional…) y profesionales (atribución y desarrollo de competencias, posibilidades formativas) de las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas que trabajan en sus correspondientes servicios de salud.

    Una realidad que, a juicio de la organización sindical, hay que resolver para evitar desigualdades y discriminaciones entre unos y otros profesionales, ya que “parece razonable que, a igual trabajo y responsabilidad profesional, también haya igual salario y condiciones laborales”.

    También le puede interesar:

    Premio a la fragilidad de una imagen

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Un comentario

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *

    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!