• Los colegios de Enfermería se unen contra los bulos

    Los colegios de Enfermería de Castilla-La Mancha se han unido para enfrentarse a los bulos sobre salud que circulan por Internet. Recuerdan a la población que sus profesionales pueden orientarles hacia informaciones fiables. Por tanto, si dudas, si sospechas de que es un bulo, consulta con tu enfermera.

    Bulos enfermería

    El 60% de la población busca información sobre salud en Internet

    Si duda, consulte con su enfermera

    El Consejo Autonómico hace una apuesta por el rol de la enfermera como profesional prescriptor de contenidos de salud fiables y rigurosos. Así, bajo el lema Stop a los bulos en Internet: Una cuestión de salud pública, el Consejo de Colegios de Enfermería de Castilla-La Mancha, institución que agrupa a los cinco colegios de la región, ha expresado su preocupación e inquietud ante el alcance, la progresión y el impacto de los contenidos imprecisos o directamente falsos sobre cuestiones de salud.

    Un informe de la ONTSi, el Observatorio Nacional de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información, fechado en abril de 2016, mostraba que más del 60% de la población recurre a Internet para resolver dudas sobre salud.

    Actitud crítica

    El Consejo de Colegios de Enfermería de Castilla La Mancha quiere instar a la población a mantener una actitud crítica y vigilante ante aquellas informaciones que se presentan como “milagrosas”, recordándole en cualquier caso la imprescindible consulta a los profesionales sanitarios. Y es que 1 de cada 5 Españoles se informa sobre salud a través de las redes sociales.

    En esta línea, el Consejo de Colegios de Enfermería de Castilla La Mancha reivindica la figura de la enfermera como una profesional sanitaria con autoridad acreditada para pronunciarse en cuestiones relativas a los cuidados de salud, y la adopción de hábitos de vida saludables.

    Objetivo: veracidad

    De hecho, un hábito sano es consultar información veraz, fiable y contrastada en Internet.

    Las informaciones falsas o bulos no sólo deben ser vistos como asuntos que afecten en exclusiva a los individuos que consumen dicha información, sino que pueden incluso plantear serios problemas de salud pública. Es lo que ocurre con la difusión de conductas contrarias a la salud pública; el ejemplo paradigmático es el de los bulos propagados por los movimientos antivacunas. Generan disminuciones de tasas vacunales que pueden poner en riesgo la cobertura pública frente a una enfermedad.

    El Consejo de Colegios de Enfermería de Castilla La Mancha hace un llamamiento a los poderes públicos, instituciones colegiales y asociaciones científicas para realizar una labor de asesoramiento sobre la fiabilidad de las fuentes. Apuesta por el rol de la enfermera como profesional prescriptor de contenidos de salud, fiables y rigurosos.

    También le puede interesar:

    Hacia una información sanitaria sin bulos

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *

    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!