• «Cuanto más fume, mayor probabilidad de EPOC»

    La EPOC es una enfermedad pulmonar inflamatoria crónica que causa la obstrucción al paso del aire en los pulmones, causa, en la mayoría de los casos, del tabaco. Los síntomas (dificultad para respirar, tos, producción de moco y sibilancias) no suelen aparecer hasta que se produce un daño pulmonar significativo y suelen empeorar con el tiempo, sobre todo si la exposición al principal agente causal (por ejemplo, el tabaco) continúa.

    EPOC tabaco Ruth Martín

    No tiene cura, pero sí tratamiento

    Aunque es una enfermedad progresiva, que se agrava con el tiempo, la EPOC es tratable. Con un manejo adecuado, la mayoría de las personas pueden lograr un buen control de los síntomas y la calidad de vida.

    Sin embargo, “los datos nos revelan que el abordaje de esta enfermedad no está funcionando, porque el 75% de los pacientes con EPOC con síntomas experimentan alguna agudización en su proceso evolutivo (empeoramiento brusco de su enfermedad de base) y el 50% de los pacientes con esta enfermedad muere aproximadamente en los 3,6 años después de la primera hospitalización”, según ha alertado la doctora Ruth Martín, vicepresidenta de la Sociedad Castellano-manchega de Médicos Generales y de Familia con motivo de la IV Jornada Dual Neumológica organizada por la SEMG a nivel nacional.

    La causa principal es el tabaquismo, es decir, “cuanto más fume una persona, mayor probabilidad tendrá de desarrollar EPOC”, asegura la Dra Martín. Sin embargo, no todos los fumadores desarrollarán la EPOC. Otras de las causas son el humo de ‘segunda mano’ (fumadores pasivos), la contaminación ambiental y la exposición en el lugar de trabajo a polvo, humo o gases tóxicos.

    IV Jornada Dual Neumológica

    El asma, que es otra de las enfermedades que han centrado los contenidos de la IV Jornada Dual Neumológica que se celebra los días 22 y 23 de abril en Toledo, puede ser un factor de riesgo para desarrollar enfermedad pulmonar obstructiva crónica. “La combinación de asma y el hábito de fumar aumenta el riesgo de enfermedad pulmonar obstructiva crónica incluso más”, en palabras de la doctora.

    En este sentido, Ruth Martín considera que, en este grupo de pacientes respiratorios, es muy importante vacunarse de la gripe todos los años, incluso con la vacuna contra la neumonía neumocócica regularmente para reducir el riesgo o prevenir algunas infecciones.

    Signos de alarma

    En cuanto a los signos y síntomas que nos deben alertar sobre la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, son la falta de aire (especialmente durante la actividad física), las sibilancias (pitos), la opresión del pecho y la tos crónica que puede producir mucosidad (esputo) que puede ser clara, blanca, amarilla o verdosa. Las infecciones respiratorias frecuentes, la falta de energía, la pérdida de peso involuntaria (en etapas posteriores) y la hinchazón en tobillos, pies o piernas, son otros de los signos a tener en cuenta en la EPOC.

    ▶️ Pinche aquí si quiere motivos para dejar de fumar

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *