• Espirometría, asignatura pendiente en el centro de salud

    La realización de espirometrías -pruebas para medir la función pulmonar- en los centros de Atención Primaria de Castilla-La Mancha se ha incrementado más de un 45% en los cinco primeros meses de este año. Sin embargo, este anuncio del Sescam choca con la realidad de provincias como Albacete, donde hay espirómetros en los centros pero ni los facultativos ni el personal de Enfermería saben utilizarlos. Así, el coordinador del Centro de Salud Zona VII, Juan Solera, ha puntualizado que, en su caso, hay buena voluntad por parte del Servicio de Neumología y de los profesionales de Atención Primaria para que la situación cambie, pero, hoy por hoy, «la espirometría es una asignatura pendiente en toda la provincia».

    Solera defiende que en el centro de salud se lleven a cabo espirometrías igual que se controla el azúcar, el sintrom o la tensión. Es más, considera que médicos y enfermeras están «perfectamente capacitados» para ello, pero necesitan, como va a ocurrir en su centro de salud, que un neumólogo les dé un breve curso de reciclaje para que enfermería realice las espirometrías y los médicos sepan interpretarlas.

    El caso es que el Sescam asegura que los profesionales de Atención Primaria de todas las Áreas Sanitarias de Castilla-La Mancha han realizado de enero a mayo de este año un total de 1.513 espirometrías. Por Gerencias, destacan especialmente el número de espirometrías realizadas en la Gerencia de Atención Primaria de Toledo, con un total de 536, seguida de la Gerencia de Atención Integrada de Guadalajara, con 308, la de Ciudad Real, 249 y la de Alcázar de San Juan con 187.

    Las enfermedades respiratorias constituyen una de las causas más importantes de morbilidad y mortalidad en los países desarrollados. La espirometría es junto a la historia clínica y la exploración física, la base para el diagnóstico de muchos pacientes en los que se sospecha una enfermedad del aparato respiratorio.   Además, permite la detección de la población de riesgo de padecer Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) y facilita su diagnóstico precoz.

    La espirometría mide la magnitud de los volúmenes pulmonares y la rapidez con que estos pueden ser movilizados

    La realización de esta prueba complementaria permite evaluar la función pulmonar ante la presencia de síntomas respiratorios como tos, expectoración, disnea, sibilancias o signos de enfermedad (radiografía de tórax anormales). Es imprescindible para el diagnóstico y necesaria para el seguimiento de pacientes con asma, EPOC y otras enfermedades respiratorias.

    Se ha demostrado que si hay una formación adecuada, el personal de enfermería está perfectamente capacitado para hacer esta prueba y la mayoría de los médicos de familia pueden interpretarla con resultados concordantes a los observados en la atención hospitalaria y de esta manera se podría mejorar el diagnóstico y manejo correcto de estos pacientes.

    Los centros de Atención Primaria de Castilla-La Mancha disponen de un total de 262 espirómetros

    La espirometría en Atención Primaria proporciona al paciente un servicio más rápido y sin desplazamientos.

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo
    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!