• Éxito de las primeras jornadas sobre la muerte

    Las primeras jornadas sobre el proceso de la muerte y el buen morir, organizadas por la Unidad de Reanimación del Servicio de Anestesia del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, han reunido a 280 personas. Se ha abordado desde todos los puntos de vista un tema san sensible como olvidado, la muerte. Y quienes lidian con ella a diario han pedido humanizarla, sobre todo en el caso de los niños. No ha faltado en el debate un tema polémico, el de la eutanasia, que han analizado el catedrático de Derecho Penal Luis García Rivas y el presidente de la Asociación Morir Dignamente, Luis Montes.

    La finalidad de este encuentro, según han informado desde el propio hospital, ha sido propiciar un ambiente de diversidad de pensamiento. Por ello, se ha elaborado un programa que ha reunido a prestigiosos especialistas en Sociología, Derecho, Psicología, Medicina o la Enfermería, entre otras.

    García Rivas se ha referido a la eutanasia como una acción que es punible en España, tal y como recoge el artículo 143.4 del Código Penal, que sanciona con penas de hasta seis años de prisión causar la muerte de una persona “por la petición expresa, seria e inequívoca de éste, en el caso de que la víctima sufriera una enfermedad grave que conduciría necesariamente a su muerte, o que produjera graves padecimientos permanentes y difíciles de soportar”.

    Una penalización que, según ha indicado el profesor García Rivas, “desconoce los avances legislativos que han tenido lugar en varios países de la Unión Europea”. Además, ha añadido, que “de acuerdo con la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, la legislación española vulnera el derecho a la intimidad, que incluye el derecho a decidir cuándo y cómo desea morir una persona”.

    Por último, el ponente ha apuntado a que debería regularse de un modo seguro el problema de la eutanasia referida a personas inconscientes que no suscribieron testamento vital y a recién nacidos con graves enfermedades. “Un comité ético, que ya existe en el Sistema Nacional de Salud, sería el indicado para decidir en esos casos si puede permitirse acabar con el sufrimiento de esa persona”.

    Por su parte, el director general de Calidad y Humanización de la Asistencia Sanitaria, Rodrigo Gutiérrez, ha destacado en el acto inaugural que actualmente no existe en España una ley básica que regule el final de la vida, y que solo ocho autonomías cuentan con una normativa al respecto.

    Tal y como ha señalado el director general, desde el punto de vista de la humanización sanitaria, una norma básica contribuiría a clarificar la situación existente, garantizando y mejorando la seguridad jurídica de los profesionales y los derechos de pacientes y sus familias.

    Gutiérrez ha recordado que entre los fines de la Medicina, que hace ya más de veinte años formuló el Informe Hastings, se encontraba, precisamente “el alivio del dolor y el sufrimiento provocado por las enfermedades, la evitación de la mortalidad prematura y la búsqueda de una muerte tranquila”.

    “Se trata, en definitiva, de asegurar la dignidad, la autonomía de los pacientes y el respeto a su voluntad en el proceso de morir y de muerte”, ha explicado el director general.

    El final de la vida

    Gutiérrez ha estado acompañado por el jefe del Servicio de Anestesiología y Reanimación, Ramón Peyró, y los subdirectores de la Gerencia de Atención Integrada de Albacete, el doctor Alberto Sansón y la enfermera Ana Fe Camacho, quienes han destacado la necesidad de organizar una jornada de este tipo, puesto que los profesionales se enfrentan a diario a situaciones relacionadas con el final de la vida que requieren de una formación desde múltiples perspectivas.

    En estas primeras jornadas se abordan temas relacionados con el proceso de la muerte y el buen morir en los servicios de cuidados críticos y la elección del tema como hilo conductor de las jornadas está relacionado con la estrecha vinculación que, a diario, tienen los profesionales sanitarios con la muerte.

    Tras el acto inaugural, el doctor Ramón Peyró, jefe del Servicio de Anestesiología y Reanimación ha presentado al Catedrático de Derecho Penal en la Universidad de Castilla-La Mancha, Nicolás García Rivas, que ha impartido la conferencia ‘La despenalización de la eutanasia: una demanda social urgente’. Tras él, ha intervenido el presidente federal de la asociación ‘Morir Dignamente’, Luis Montes Mieza, con su conferencia ‘La muerte voluntaria, eutanasia y suicidio asistido’.

    La mañana finalizaba con la mesa redonda ‘Morir en una unidad de cuidados intensivos’, con la participación de profesionales de los servicios de Anestesia y Medicina Intensiva. El programa, en sesión de tarde, ha tratado en dos mesas de debate la muerte en cuidados paliativos y propuesta de protocolo de duelo y cuidados al final de la vida en unidad de cuidados intensivos de reanimación y  un estudio de la percepción de muerte digna del personal de enfermería de las unidades de UCI-REA, UCI polivalente  y cuidados paliativos.

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo
    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!