• El Foro Sanitario, unido de nuevo contra el intrusismo

    Los colegios sanitarios de Albacete y Castilla-La Mancha, unidos en el llamado Foro Sanitario, se han vuelto a reunir esta semana para trabajar de la mano con un objetivo prioritario: acabar con el intrusismo. Y es que el primer paso para que nadie se llame médico, farmacéutico, podólogo, enfermera, psicólogo, fisioterapeuta, dentista, veterinario o dietista-nutricionista sin serlo es que sus colegios profesionales trabajen de la mano.

    Foro Sanitario
    Un momento del encuentro de los representantes de los diferentes colegios.

    Así, esta semana, la sede del Colegio Oficial de la Psicología de Castilla-La Mancha acogía una nueva reunión de trabajo del Foro Sanitario de Albacete, a la que asistieron un importante número de representantes de colegios profesionales.

    El objetivo del encuentro no era otro que el de adoptar posturas comunes y analizar diferentes aspectos relativos a los colegios profesionales sanitarios, con el fin de tener un proyecto común que pueda dar unión y visibilidad a las acciones puestas en marcha contra un problema frecuente como es el intrusismo.

    Asistentes

    Los colegios asistentes a la cita han sido el Colegio Oficial de Podólogos de Castilla-La Mancha, el Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de Castilla-La Mancha, el Colegio Oficial de Enfermería de Albacete, el Colegio Oficial de Médicos de Albacete, el Colegio Oficial de Veterinarios de Albacete, el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Castilla-La Mancha, el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Albacete, y el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Albacete.

    No obstante, el problema del intrusismo es tan real como complicado de abordar. En 2017, el Foro Sanitario organizó un encuentro con representantes de la Administración de Justicia y de la Policía Nacional, donde quedó patente que el intrusismo es difícil de perseguir.

    Pruebas

    El magistrado José García Bleda explicaba entonces que los casos que llegan a la Justicia son pocos, porque el problema está en obtener pruebas válidas para sancionar ese tipo de conductas. De hecho, los casos de intrusismo llegan a los tribunales a través de hilos como una negligencia. El cliente despechado denuncia y de ahí se llega a la inexistencia de título o a la falsificación del mismo.

    Campañas informativas

    Si un sujeto dice que es dentista sin serlo, pero no se prueba que haya ejercido como tal, no hay delito. Así, el magistrado recordaba en 2017 una sentencia en la que, a través de una denuncia por acoso, se había llegado a la conclusión de que, además, el condenado carecía del título de fisioterapeuta. Por tanto, la solución no estaría tanto en los tribunales como en multas altas por parte de la Administración y campañas informativas que adviertan a la población.

    Hemeroteca:

    El vídeo contra el intrusismo que triunfa en Youtube

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *

    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!