• promoción nuevo mini
  • Frutos secos frente a la demencia

    El Autor

    Miguel Ángel Caballero Lozano

    Ganador de la segunda edición del concurso ‘Cuéntame tu TFG’. Egresado de la Facultad de Enfermería de Albacete

    Los frutos secos son buenos para casi todo, también frente a la demencia. Entre 30-60 gramos diarios de frutos secos ayudarían a mejorar variables cognitivas como son la memoria, razonamiento, atención, lenguaje, aprendizaje, velocidad de procesamiento, fluidez verbal y función cerebral en la población adulta.

    frutos secos demencia

    ¿Demencia? Seguro que ya han oído hablar de este término múltiples veces, a pesar de que no conozcan la enorme complejidad que le rodea, así como las múltiples causas que la pueden originar. A través de la investigación que hemos llevado a cabo, hemos descubierto que a través de un alimento tan accesible como son los frutos secos, no solo ayudaríamos a prevenir de esta enfermedad, sino que también se mejorarían ciertas variables cognitivas en la población adulta (>18 años).

    ¿Qué son las demencias y cómo podríamos combatirlas?

    Las demencias son enfermedades neurodegenerativas e irreversibles que se caracterizan por producir una enorme incapacidad en los individuos que la padecen así como una amplia sintomatología. De dicha sintomatología, destacaríamos la afección de la función cognitiva, del estado emocional y/o del comportamiento. Actualmente afectaría a 36 millones de personas a lo largo del mundo, y se estima que estas cantidades se vean triplicadas para el año 2050. Aunque el Alzheimer es la demencia más conocida, existirían una gran variedad de ellas.

    Aunque el factor de riesgo más determinante sería la edad, se trata de una enfermedad multifactorial, donde entran en juego variables genéticas, ambientales y/o sociales, entre otras. Actualmente no existe un tratamiento farmacológico específico para curarlas.

    Elemento clave para prevenir

    Los frutos secos destacan por ser alimentos con una gran accesibilidad, así como por tener una gran variedad de componentes, que de forma conjunta ofrecerían múltiples ventajas. Entre estos componentes encontraríamos al Omega 3, polifenoles, fibra, vitaminas, minerales… La interacción de estos elementos reduciría la inflamación celular y/o el estrés oxidativo y aumentaría el flujo sanguíneo cerebral. De esta manera conseguiríamos hacer frente a los mecanismos que llevarían a la producción de la enfermedad. De manera adicional, los frutos secos ofrecerían una gran variedad de presentaciones (sólidos, triturados, líquidos…) y por lo tanto se podrían adaptar a las características/limitaciones de cada sujeto.

    Entonces ¿si como frutos secos, me vuelvo más listo?

    Aunque los efectos no son inmediatos, se ha observado que cantidades entre 30-60 gramos diarios de frutos secos ayudarían a mejorar variables cognitivas como son la memoria, razonamiento, atención, lenguaje, aprendizaje, velocidad de procesamiento, fluidez verbal y función cerebral en la población adulta (>18 años). De la misma manera, este consumo moderado de frutos secos nos ayudaría a prevenir de la demencia.

    Algo importantísimo que se ha descubierto, es que este consumo de frutos secos se hace aún más importante en población más envejecida (>60 años) y/o en mujeres, debido a que estos grupos están expuestos a más de esos factores de riesgo que pueden conducir a demencia. Esto no quiere decir que no encontremos mejoras en poblaciones más jóvenes (18-30 años), donde de hecho se ha visto una potenciación de las variables cognitivas que se encuentran en desarrollo y una disminución en la probabilidad de que se desarrolle una demencia en edades posteriores. Las nueces han demostrado una mejora extra frente al resto de frutos secos, que se explicaría por sus propiedades antioxidantes, más concretamente al Ácido Alfa-Linolénico (ALA).

    También para el corazón y las articulaciones

    Aunque nos hayamos centrado en la salud cognitiva, este alimento también ha demostrado mejoras en la salud cardiovascular, salud metabólica, mantenimiento de huesos y articulaciones, entre otras muchas más.

    En base a todo lo anterior, ya tienen múltiples razones para empezar a consumir este alimento. Sería interesante de cara a un futuro, realizar investigaciones para determinar si se pueden obtener estos mismos beneficios en la población infantil.

    • Los ganadores de la segunda edición de ‘Cuéntame tu TFG‘ son Beatriz de Gracia, del Grado de Fisioterapia en Toledo; Raquel Puertas y María Cristina Algar, de la Facultad de Medicina de Albacete y Miguel Ángel Caballero, de la Facultad de Enfermería de Albacete.

    ➡️ Aquí puede consultar los artículos publicados

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *