• Yo me pido vida, imparable contra la leucemia

    La asociación Yo me pido vida se ha sumado, un año más, a la llamada de la Fundación Josep Carreras con dos objetivos: recaudar fondos para una línea de investigación sobre nuevas terapias contra la leucemia y reclutar nuevos voluntarios para el registro de donantes de médula. Yo me pido vida ha alcanzado ambas metas. Ha llenado la Plaza del Altozano de actividades en lo que ha sido una muestra de apoyo más para todos los pacientes que luchan contra el cáncer hematológico.

    Yo me pido vida, asociación que preside María Carrilero, superviviente de una leucemia, inspiró un movimiento sin precedentes en Albacete. El caso de María disparó el registro de donantes de médula. Y es que esta joven tuvo una segunda oportunidad gracias a la sangre de cordón umbilical de una madre italiana. Consciente de lo que supuso el gesto de una mujer a la que nunca conocerá, porque la donación es anónima, hoy esta joven sigue promocionando el registro de donantes de médula.

    Almas gemelas

    Cabe recordar que donar médula equivale a salvar vidas, pero no es fácil. El problema no está en el procedimiento médico sino en la dificultad para encontrar “almas gemelas”. Más de quince millones de personas en todo el mundo están inscritas en el registro mundial de donación de médula, pero sólo uno de cada 500 recibirá la llamada para dar el paso, de ahí la importancia de incrementar el número de voluntarios.

    ¿Cómo se salvan vidas? 

    Concienciando y reclutando donantes, removiendo conciencias, que es lo que pretendía Yo me pido vida, con el apoyo de la Fundación Josep Carreras, este sábado.

    Compromiso a largo plazo

    Es fundamental que la persona que dé el paso de inscribirse adquiera un compromiso personal, con el fin de que, llegado el momento, no se arrepienta dejando al posible receptor a las puertas del trasplante.

    El primer paso es tan sencillo como someterse a un análisis de sangre. Así, el voluntario pasará al registro (REDMO), donde las características de los donantes se cruzan con las de los posibles receptores. Al 95% no lo llamarán nunca; al 5% lo llamarán para un segundo estudio y, de ese mínimo porcentaje, sólo un 40% llegará a donar médula.

    En Castilla-La Mancha, el futuro donante puede tramitar la solicitud a través de la página web del Sescam.

    Trasplantes

    Cada año se realizan en nuestro país alrededor de 3.300 trasplantes de médula, de los cuales cerca de 1.300 van a precisar de un donante, ya sea familiar o no emparentado.

    Para aquellos pacientes que necesitan un donante no emparentado, en la actualidad los equipos de trasplante demandan sobre todo donantes jóvenes, de entre 18 y 40 años, fundamentalmente varones, porque la evidencia científica demuestra que ofrecen mejores resultados.

    La jornada en imágenes

    Yo me pido vida ha pasado la mañana en el Altozano, llenando la Plaza del Altozano de actividades en una jornada lúdica para informar, reclutar donantes, concienciar y recaudar fondos para investigar.

    También le puede interesar:

    Estoy aquí gracias a la investigación

    El futuro pasa por la inmunoterapia

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *

    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!