• La Guardia Civil sorprende a los niños ingresados

    Teatrillo, agente especial a cuatro patas e, incluso, moto de gran cilindrada. La Guardia Civil ha sorprendido a los niños que estaban esta mañana en el Hospital General Universitario de Albacete. Y es que un aniversario con 175 velas bien merecía romper con la rutina sanitaria.

    Guardia Civil hospital

    Efectivos de la Guardia Civil de Albacete, en colaboración con la dirección del Hospital General Universitario de Albacete, han realizado una visita a los niños ingresados en el complejo hospitalario, incluyendo a los del hospital de día y a los que esta mañana tenían alguna cita médica.

    Esta actividad se encuadra dentro de las actividades que la Guardia Civil de Albacete viene realizando con numerosos colectivos en el año que celebra sus 175 años de historia.

    Teatrillo policial, visitas a la UCI pediátrica y exhibición de medios

    Guardia Civil hospital

    La visita ha comenzado con la representación de un teatrillo policial, en el que los propios agentes de la Benemérita hacían de malos y de buenos. El robo de los ahorros de una persona en una vivienda daba paso a una llamada al teléfono de urgencias de la Guardia Civil, 062, que activaba el protocolo reglamentario.

    Hasta el lugar de los hechos llegaba una patrulla de Seguridad Ciudadana que precintaba el lugar y protegía la escena del robo dando paso a los especialistas en Policía Judicial que, tras obtener unas huellas dactilares, conseguían identificar al ladrón y detenerlo, para el disfrute de los niños.

    A continuación, unos agentes, ataviados con las protecciones oportunas, visitaban a los niños ingresados en la UCI pediátrica para hacerles unos regalos.

    Guardia Civil hospital

    Policía Judicial, Seguridad Ciudadana, Seprona, Tráfico y Servicio Cinológico

    Para finalizar, los niños que disponían de autorización médica salían al exterior del centro hospitalario donde les aguardaban las motos y vehículos del Subsector de Tráfico y del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), así como una visita muy especial, la de Hiru, un perro de raza labrador experto en la localización de explosivos con su olfato y que hizo las delicias de los niños.

    También le puede interesar:

    Sonrisas revoluciona los hospitales

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *

    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!