• Historias clínicas se acumulan en los pasillos

    El Hospital de Hellín tendrá que invertir más de 94.000 euros en la custodia de las historias clínicas por falta de espacio

    El Hospital de Hellín (Albacete) contratará un servicio de custodia de las historias clínicas en papel porque carece de espacio donde almacenarlas. De hecho, ha tenido que restar espacio al material sanitario para dar cabida al papel. En plena era digital, donde se han desterrado incluso los electros en papel y las pruebas diagnósticas se ven en una pantalla, hay hospitales donde la transformación aún es una asignatura pendiente. En 2006, el Sescam inició su apuesta por desterrar el papel de los hospitales, abogando por Mambrino XXI, es decir, por la historia clínica digital.

    historias clínicas hospital Hellín
    Después del incendio de mayo de 2020, el Hospital de Hellín se ha sometido a una reforma.
    historias clínicas hospital Hellín

    Desde hace años, el Sescam trabaja en el cambio del papel por las historias clínicas digitales

    «En el recinto hospitalario, no existe espacio físico suficiente para albergar el gran volumen de historias clínicas que se generan en el hospital, actualmente ocupando espacio destinado al almacenamiento de productos sanitarios, lo que está provocando el almacenamiento de estos por los pasillos del semisótano». Así lo reconoce el propio centro sanitario en el informe en el que presupuesta más de 94.000 euros para el traslado y custodia de los documentos.

    «Debido al continuo crecimiento del archivo pasivo de historias clínicas, se han generado problemas de disponibilidad de espacio físico y situaciones de plena ocupación en el local destinado al archivo de la documentación en el centro. Para atender las nuevas necesidades de espacio y garantizar, igualmente, el correcto mantenimiento y seguridad de la documentación clínica, objeto de contrato, se hace necesario contratar el servicio de depósito, custodia y gestión de documentación del archivo pasivo».

    Y esta circunstancia se da cuando el Hospital de Hellín acaba de inaugurar una nueva reforma motivada por el incendio que sufrió en el mes de mayo de 2020.

    La implantación del sistema de historia electrónica Mambrino XXI, una aplicación común al conjunto de centros hospitalarios del Sescam que permite el trabajo en red y el acceso inmediato a todos los procesos asistenciales, supuso un antes y un después. Pero este cambio se está simultaneando con una digitalización de la documentación de papel de las historias de los hospitales que no ha llegado a todos los centros.

    Hasta 5.000 kilos diarios se movían en un solo hospital

    Por ejemplo, antes de digitalizar los documentos en papel, cada día, el archivo del Hospital General Universitario de Ciudad Real distribuía entre 2.000 y 2.200 historias clínicas en papel por los distintos servicios y consultas del centro. Un proceso que realizaban los profesionales del área mediante el transporte de carros con las historias clínicas que podrían pesar hasta 200 kilos cada uno, lo que sumaba a diario la movilización de hasta cinco mil kilos de peso en papel.

    Los pacientes también acceden a su historia

    En este contexto, se da la circunstancia que, desde febrero de 2016, los usuarios del Sescam pueden acceder a través de internet a los datos de su lista de espera registrados en los sistemas de información de los hospitales de la región.

    El acceso a la nueva Carpeta de Salud se realiza desde la página web del Sescam, en un enlace incluido en el Portal de Transparencia. Este nuevo sistema permite al usuario consultar diferente información, según un rango de fechas determinado: citas pendientes e históricas de Atención Primaria y Especializada; calendario de vacunación, con vacunas administradas y pendientes; e informes de alta en el Servicio de Urgencias y de Hospitalización.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *