• Toledo y la inauguración ‘real’ del hospital vacío

    El hospital más grande de Europa, que se ideó en los tiempos del Aeropuerto de Ciudad Real, esa obra faraónica con la que no pudo el PP y fue el anuncio estrella del presidente Emiliano García-Page, acumula tanta propaganda como la ampliación del Hospital General Universitario de Albacete. Sin embargo, la inauguración de este lunes, sin médicos trabajando ni pacientes ingresados, pero con los Reyes de España, ha sido la gota que ha colmado el vaso. El 5 de marzo, la diputada regional y médico Úrsula López pedía la apertura del nuevo hospital para afrontar la presión asistencial que auguraba. Hoy, la oposición tilda de vergüenza la inauguración de un hospital vacío cuando Toledo se encuentra en Nivel 3 de restricciones.

    Imagen de archivo de una visita organizada en 2019.

    La oposición tilda de «vergüenza» invitar al Rey a una inauguración «sin médicos, sin pacientes y sin vida»

    También está prevista la asistencia del ministro de Sanidad

    Se han llegado a organizar visitas guiadas a las obras; se fotografiaron las instalaciones, aparentemente acabadas, en 2019; se ha presentado incluso el plan para la mudanza, que no acabará hasta junio; y este lunes ha tenido lugar la inauguración con la presencia de los Reyes de España. Pero una oposición política indignada le recuerda al presidente Emiliano García-Page que, con cierre perimetral, Toledo en Nivel 3 y toda la autonomía bajo restricciones, pretende «retratarse» junto al Rey en un hospital vacío.

    Mientras, los ingresos por coronavirus en el viejo Hospital Virgen de la Salud se acercan a los 300 pacientes. Así, la líder de Ciudadanos en Castilla-La Mancha, Carmen Picazo, asistirá a la inauguración del Hospital de Toledo, pero considera que es «una auténtica vergüenza» que se haya invitado a Felipe VI a la apertura de un hospital «sin médicos, sin pacientes y sin vida».

    Metáfora

    Para la portavoz naranja, «la inauguración de un hospital vacío es la metáfora perfecta de la política sanitaria de García-Page», basada en «muchas promesas, muchos anuncios, mucha propaganda, muchas mentiras y una región a la cola de España en infraestructuras hospitalarias», algo «especialmente lamentable» en plena pandemia. Así, ha achacado al presidente autonómico que en Castilla-La Mancha «la política sanitaria ha sido sustituida por la política publicitaria».

    «Al día siguiente, cerrado a cal y canto»

    El Partido Popular, por su parte, ha cambiado de opinión y ha asistido a la inauguración por respeto al Rey. No obstante, insiste en que «nos mantenemos en nuestra convicción de que este acto es una inauguración ficticia del Hospital de Toledo, que Emiliano García-Page ha montado para su mayor gloria y el lavado de su imagen».

    El PP denuncia que, al día siguiente de la inauguración, el hospital estará «cerrado a cal y canto». «Es absolutamente inmoral que el Gobierno de Page siga con su campaña de publirreportajes y autobombo, cuando ha privado a los toledanos de una mejor atención sanitaria y de mejores recursos para combatir la COVID-19», concluye la oposición en unas Cortes de Castilla-La Mancha donde García-Page tiene mayoría absoluta.

    Los Reyes y el ministro de Sanidad

    El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha invitado al acto de inauguración, junto a los Reyes de España, al ministro de Sanidad, Salvador Illa; al presidente de las Cortes regionales, Pablo Bellido, al delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca; al presidente de la Diputación Provincial de Toledo, Álvaro Gutiérrez; y a la alcaldesa de la capital, Milagros Tolón. Asimismo, el acto contará con representantes de la oposición y responsables de las compañías que han ejecutado la obra: el Grupo ACS, Acciona y OHL.

    Vídeo de 2019.
    Vídeo de 2020.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *