• Humanizar la donación de órganos

    El Sescam forma a sus profesionales en trato a familiares en duelo

    Más de una veintena de profesionales del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) ha participado en Toledo en la decimoprimera edición del “Curso de humanización de las relaciones del personal sanitario con familiar en duelo y potenciales donantes”, organizado por la Unidad Autonómica de Coordinación de Trasplantes.

    Profesionales del Sescam han participado en Toledo en la decimoprimera edición del curso para humanizar el duelo y la donación.

    El curso, presentado por la coordinadora regional de Trasplantes, María José Sánchez Carretero, e impartido por profesionales de la Organización Nacional de Trasplantes y la de la Unidad Autonómica de Coordinación de Trasplantes, ha estado dirigido específicamente a técnicos en cuidados auxiliares de enfermería, celadores y auxiliares administrativos.

    La finalidad del curso es la de proporcionar a los profesionales las herramientas necesarias que les ayuden a comunicarse con las familias de forma adecuada e incrementar el porcentaje de éxito en la donación de órganos, tratando de reducir el índice de negativas familiares en el momento de comunicar la muerte del familiar.

    Así, los participantes recrean situaciones reales, de manera que se les orienta a encontrar argumentos que permitan establecer una relación de ayuda y apoyo emocional con las familias en esos momentos tan difíciles, favoreciendo las actitudes positivas hacia la donación de órganos y siempre desde el máximo respeto a la voluntad de las familias.

    El seminario aborda aspectos como los sentimientos asociados a la pérdida y la separación, la actitud ante las reacciones de dolor, las estrategias para desarrollar un comportamiento profesional eficaz ante el proceso de detección de donantes y la solicitud de donación y entrevistas para comunicar la muerte y solicitar la donación.

    Casos prácticos

    La dinámica formativa ha contado con varios casos prácticos en los que los profesionales han podido trabajar de manera personal con los formadores sobre aquellos casos concretos a los que se enfrentan en el entorno del centro sanitario.

    La principal fortaleza de esta actividad es la de incluir a todos los participantes en los cuidados del paciente en el proceso de humanización de la sanidad, dándoles un espacio seguro, a través de un curso dirigido solo para ellos, donde puedan expresar sus dudas y avanzar en su autoconocimiento como profesionales de los cuidados.

    Para los organizadores de estas actividades formativas, un aspecto muy relevante a la hora de la mejora continua del proceso de la donación y el trasplante de órganos es la formación de los profesionales, aspecto en el que la Unidad Autonómica de Coordinación de Trasplantes hace especial hincapié.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *