• Un gerente contra las cuerdas

    El gerente de la sanidad pública albacetense, Ibrahim Hernández, termina la semana con una cacerolada; una recogida de firmas pidiendo su dimisión; el tirón de orejas de la Junta de Personal y la indignación de sus compañeros. Y es que ha negado la realidad de un vídeo grabado por las enfermeras de Urgencias, así como ha tenido un medio de comunicación nacional a su disposición y en lugar de pedir ayuda ha negado la evidencia, el colapso sanitario.

    Ibrahim Hernández

    Los sindicatos le piden honestidad y valentía

    Sus declaraciones provocan caceroladas y recogida de firmas

    Los sindicatos SATSE, CC OO, USICAM, CSIF, UGT, USAE y CEMS, como miembros de la Junta de Personal del Área de Salud de Albacete, han querido poner de manifiesto en un comunicado el asombro que provocaron las palabras del gerente Ibrahim Hernández en Tele 5, donde le dio voz su paisano Pedro Piqueras. «En su intento de suavizar la situación para no inquietar todavía más a la población, perdía la oportunidad para exigir a los gobiernos regional y nacional los recursos que están necesitando los hospitales, centros de salud, puntos de atención continuada y centros sociosanitarios».

    Piden al doctor Ibrahim Hernández honestidad y valentía. «Reconociendo que no son momentos fáciles para ninguna persona que esté al frente de la gestión de centros sanitarios, en un escenario nunca conocido en nuestros días, pero por favor no nieguen la mayor que es la falta de equipos de protección individual para los profesionales, camas para soportar la increíble presión asistencial para ingresar a pacientes que esperan dos y tres días en urgencias y pruebas rápidas para detectar la enfermedad que tanto dolor está causando».

    No piden responsabilidades, pero sí exigen la verdad

    Los sindicatos reconocen que ahora no es el momento de pedir responsabilidades sino de actuar, pero exigen la verdad por dura que sea para que Albacete pueda reaccionar ante un hospital obsoleto y la mayor crisis sanitaria de su historia.

    Además, insisten en que al menos 500 profesionales están fuera de juego esperando unos test de detección rápida que no llegan.

    La Junta de Personal insiste también en las residencias de mayores, con equipos mermados y medidas de protección.

    “Pedimos soluciones y coherencia dejando atrás la confrontación política, porque en esto nos va la vida”, termina el comunicado.

    Hemeroteca:

    Urólogo, gerente y pregonero

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *