• Illa se da «dos o tres semanas» antes de ver si confinan

    El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha insistido hoy en que el Gobierno ha establecido el plazo de «dos o tres semanas» para evaluar las medidas impuestas contra el coronavirus antes de estudiar el confinamiento domiciliario que reclaman desde hace días algunas comunidades autónomas como Asturias.

    Ha considerado que «hay margen para la toma de medidas adicionales». Se ha pronunciado así, a preguntas del os medios, durante una rueda de prensa después de reunirse con todos los consejeros de Sanidad de los gobiernos autonómicos en el Consejo Interterritorial de Salud.

    Un margen de siete días

    Un consejo que ha acordado que las medidas deben tener un margen temporal de, al menos, 7 días consecutivos con el objeto de tener capacidad de evaluación de su eficacia.

    Illa ha defendido las medidas que pueden tomar las autonomías dentro de este estado de alarma e insiste en esperar el plazo que dicen los científicos para poder valorar la eficacia de las restricciones impuestas.

    «La conclusión que se ha sacado de la reunión, bajo mi punto de vista, es que hay una estrategia nacional, unos indicadores en base a ellos analizamos el riesgo epidemiológico, donde hay margen y hay que evaluar estas medidas y darse un tiempo de dos o tres semanas», aseveraba el ministro.

    Castilla-La Mancha lo descartaba

    El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, también lo descartaba por ahora, «salvo que lo indiquen los datos». Hoy decía que «no vamos a endurecer las medidas salvo que nos lo indiquen claramente los datos». Aunque ha señalado que «no descartamos como Gobierno tomar las medidas más extremas» aunque ha insistido en que esperarán a ver los datos.

    Ha defendido que la medida que se adopte sea de manera central.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *