• Javier Moro descubre al arquitecto español de Nueva York

    Juan Javier Andrés

    Aquel lúgubre 2 de febrero de 1908 The New York Times, el periódico de mayor tirada y prestigio de Estados Unidos, lo tuvo claro. Había fallecido el «arquitecto español de Nueva York», rezaba su esquela. Semejante punto de partida no podía ser desaprovechado por uno de los grandes especialistas en desvelar historias y personalidades tan deslumbrantes como desconocidas. A prueba de fuego es la entretenida biografía de Javier Moro sobre Rafael Guastavino, el desconocido arquitecto valenciano que desembarcó en Nueva York con apenas 39 años, con su familia y sin un duro, y revolucionó para siempre el panorama constructor de Estados Unidos a finales del siglo XIX. Lo hizo patentando un sistema de arquitectura ignífuga capaz de resistir los feroces incendios que asolaban los edificios de la época. También lo hizo con sus bóvedas asombrosamente finas, bautizadas para siempre como las bóvedas Guastavino, capaces de aguantar colosales toneladas de peso en un ejercicio que desafiaba la ley de la gravedad y ponía a prueba la imaginación de la época.

    A prueba de fuego. Javier Moro

    Más de mil edificios son testigos inmutables, imperecederos de su colosal huella en el país de las oportunidades, el cual pisó por primera vez en 1881 con su hijo Rafaelito, su compañera sentimental y las hijas de ésta, y donde su creación, la Compañía Guastavino, desarrolló buena parte de su actividad en sus 73 años de existencia, hasta que cerró en 1962. Innovador, adelantado a su tiempo, genio y figura, arquitecto, artista, constructor, inventor. Virtudes que conformaron la marcada personalidad de un exitoso emigrante español que, nacido en Valencia y catapultado profesionalmente en Barcelona, jamás volvió a España pero que jamás olvidó España.

    Rafael Guastavino, una vida de película

    Esta deslumbrante historia de éxitos, fracasos, momentos agridulces, altibajos, penalidades y, por momentos, miseria seduce al lector con la certera pluma de Javier Moro. El Premio Planeta de 2011 es todo un experto en rescatar del olvido llamativas historias y personalidades. Su lista es larga. Nos embelesó con la llamada princesa española de Kapurthala en Pasión India. También sedujo a sus lectores con la legendaria historia de amor de una entonces estudiante italiana, Sonia Maino, con un Gandhi en El sari rojo. Nos puso en la piel del emperador portugués Pedro I en El Imperio eres tú. En A flor de piel nos embarcó en la audaz expedición marítima para llevar la vacuna de la viruela a América de la mano del doctor Balmis y la enfermera Isabel Zendal.

    A prueba de fuego, de Javier Moro, sigue esta audaz línea de sagacidad literaria. Es una novela bien escrita y mejor documentada. Es capaz de sacar todo el partido posible a una vida de película, aunque de momento nos tenemos que contentar con este delicioso libro. Pero el escritor madrileño, cuyo tío carnal es Dominique Lapierre (autor de la maravillosa Ciudad de la alegría), parece tener muy presente una máxima de la novela. «Un hombre, al fin y al cabo, está hecho de luces y sombras». Unos claroscuros que también pueblan la novela y oscurecen, por momentos, la monumental figura de Guastavino. Merece mucho la pena conocer su historia. Buen fin de semana.

    Citas destacadas:

    «Estaba acostumbrado al fuego porque vivía en una ciudad que lo veneraba. Los petardos, los fuegos artificiales y las hogueras formaban la esencia de las fiestas, herederas de una antigua tradición pagana»

    «Lo difícil, lo arduo, lo complicado es siempre lo aparentemente sencillo»

    «El amor de un padre hacia su hijo, y viceversa, es eterno porque se manifiesta mucho después de la muerte de ambos, en lo que han puesto en marcha mientras vivían y cuyo eco resuena en el tiempo«

    «Uno podía tener talento, otro ser más inteligente, más rico o más pobre, pero si uno no sabía organizarse, desperdiciaba gran parte de su potencial y la vida se le complicaba»

    Javier Moro

    «La felicidad se escurre, no tiene forma, se escapa por una rendija sin que lo percibamos. Es difícil reconocerla, y cuando nos damos cuenta de que nos bañamos en ella, es porque ya nos falta»

    «La crisis encerraba a la gente en su propia soledad»

    «Todo iba viento en popa y estaba en la cresta de la ola, pero, como decía un proverbio chino que mi padre gustaba repetir: Cuando todo va bien, hay que empezar a preocuparse»

    «Las obras se piensan en la oficina, pero se hacen sobre el terreno»


    • Título: A prueba de fuego.
    • Autor: Javier Moro.
    • Género: biografía.
    • Años de publicación: 2020.
    • Páginas: 424.
    • Comentario: novela muy entretenida.

    ➡️ Puede consultar más libros en la sección ‘Biblioterapia’

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *