• Despedida a toda una carrera en la sanidad pública

    La enfermera Marisa Fagoaga, quien fuera la directora de Enfermería más joven de España, y el pediatra Miguel Lillo Lillo se convertían en los maestros de ceremonias de una despedida, la de los 98 profesionales que este año pasan a ser jubilados de la sanidad pública albacetense.

    jubilados Albacete sanidad
    Imagen de los jubilados que dejan la sanidad pública.

    El reconocimiento a los jubilados es un acto entrañable que se repite cada año

    La Gerencia de Atención Integrada de Albacete celebraba esta semana uno de sus actos más importantes del año, el homenaje a los 98 profesionales que se han jubilado durante 2019.

    Cerca de 70 profesionales asistieron, acompañados de sus familias, a este acto con el que se realiza una graduación simbólica de su etapa laboral en activo. Pretende ser un acto de agradecimiento a todos ellos por los años de dedicación, de esfuerzo y de trabajo por ofrecer la mejor sanidad a los ciudadanos, cada uno desde su puesto laboral.

    El gerente del Área de Atención Integrada de Albacete, Ibrahim Hernández, intervenía en el acto y destacaba que esta generación que se jubila “es una generación que ha vivido momentos muy intensos de la Historia reciente y que ha contribuido a que España tenga una de las esperanzas de vida más longevas del mundo y un sistema sanitario entre los mejores”.

    Final de la primera parte

    Hernández subrayaba “que ahora finaliza la primera parte de vuestra vida en la que habéis contribuido a cuidar y curar la salud de los ciudadanos” y animó a todos a seguir vinculados a la que “siempre será vuestra casa”.

    En nombre de los jubilados, dedicaban unas palabras al auditorio, el salón de actos de la Fábrica de Harinas, la enfermera Marisa Fagoaga, quien fuera la Directora de Enfermería más joven de España, y el pediatra Miguel Lillo Lillo.

    Intensidad

    Ambos, con décadas de ejercicio profesional, coincidían al describir la etapa profesional como una etapa “intensa”, con cosas “buenas y no tanto”, pero en la que pesan más los buenos momentos y, sobre todo, el compañerismo y las relaciones con los pacientes día a día.

    Todos los jubilados que asistieron al acto recibieron una placa de la Gerencia de Atención Integrada de Albacete y disfrutaron de la música de los jóvenes violinistas Cecilia Hoyos y Gonzalo Díaz. El acto finalizó con la proyección de un vídeo, un homenaje con imágenes de todos los profesionales jubilados.

    La lección de los doctores Lillo y Ortega

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *