• La clave, comer como hace veinte siglos

    Hacer ejercicio, comer cinco piezas de fruta o verdura al día y consumir productos integrales. Con estos tres mandamientos, cambiaría la calidad de vida de una población tentada por la comida basura y el sedentarismo. El jefe del Servicio de Endocrinología y Nutrición de la Gerencia de Atención Integrada de Albacete, Francisco Botella, ha impartido una charla a un centenar de empleados públicos para continuar con su cruzada en defensa de la dieta mediterránea.

    Como ha explicado el doctor Botella, habitual en conferencias y convencido de la importancia de la divulgación científica, “nos vamos llenando de mitos alimentarios desde que somos pequeños, a través de las personas que nos rodean, como la familia, los amigos, vecinos o compañeros”. Pero sobre todo, reafirma Botella, “los mitos tienen origen en publicaciones en distintos medios como las revistas, televisión o internet, todos comentan sobre qué alimentos nos convienen o perjudican o sobre las nuevas dietas. Pero estos mitos alimentarios no solo tienden a confundirnos sino que pueden influir en nuestros hábitos alimentarios e incluso perjudicarnos”.

    En este sentido, el doctor Botella ha informado a los empleados públicos de la necesidad de una buena alimentación. “La alimentación no es sólo fisiología, es un hábito cultural”, ha comentado y remitiéndose a su gran maestro, Enrique Rojas, padre de la Nutrición Científica en España, ha dicho que “no hay nada más nuevo que lo que está olvidado”. La dieta mediterránea está inventada desde el año 170 después de Cristo y no es otra cosa que hacer de la necesidad, virtud. En términos generales, hacer ejercicio, comer cinco piezas de fruta o verdura al día y consumir productos integrales siguen siendo tres buenas recomendaciones de alimentación sana.

    Igualmente, Botella ha insistido durante su exposición en el peligro de los anuncios publicitarios y los etiquetados para una correcta alimentación. Como ha indicado, “el 41% de los anuncios está dirigido al público infantil y además el mensaje siempre es el mismo, consumir y consumir, arrastramos la cultura de la comida rápida”. La evolución humana tiene hacia la obesidad y la diabetes, “el ser humano está programado para que nos guste más la grasa y el azúcar”, ha advertido el Jefe del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete. Pero puede combatirse, al igual que hay que desterrar “aquellas falacias pseudocientíficas que prometen curar el cáncer o adelgazar con productos milagrosos, así como conceptos vacíos asociados a los alimentos, como natural”, comenta el doctor. De hecho, las supuestas curaciones mágicas incluso pueden poner en peligro la salud de los pacientes.

    La Consejería de Sanidad considera que es imprescindible informar a los trabajadores sobre la falsedad de algunos mitos alimentarios y mostrar la importancia de una buena alimentación como mejora de la salud y el bienestar físico y mental de los empleados públicos.  Por este motivo, el doctor Francisco Botella, jefe del Servicio de Endocrinología y Nutrición de la Gerencia de Atención Integrada de Albacete, ha impartido esta conferencia. La sesión ha tenido lugar en la Dirección Provincial de Sanidad en Albacete y ha contado con la presencia de Blanca Hernández, directora provincial, así como David Segovia, director provincial de Solimat en Albacete, que ha colaborado en esta jornada.

    Blanca Hernández ha indicado que “para la Consejería es un deber informar a los trabajadores públicos sobre una correcta alimentación y por eso es necesario desmentir algunos de los mitos sobre alimentación existentes, que incluso pueden ser perjudiciales para la salud”.

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo
    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!