• La sexualidad no tiene edad

    La sexualidad en las personas mayores está llena de prejuicios y mitos, de ahí que la sexóloga Pilar Soria y el psicólogo Rigoberto López hayan tratado de arrojar luz a través de una charla en la Universidad de Mayores José Saramago. Ambos han abordado desde las diferencias hasta el conocimiento de la respuesta sexual en la vejez y la importancia de la sensualidad.

    sexualidad mayores

    Así, psicólogo y sexóloga han recordado diferentes componentes del hecho sexual humano que han sido objeto de debate y análisis. De especial interés ha sido el uso de una herramienta (clikers), que ha permitido obtener información de forma rápida y anónima, tanto del grupo entero como por sexos (asignación demográfica), y ha dinamizado la clase y motivado a la participación. Entre otras, se han sondeado la percepción de la sexualidad, actitudes ante ella y la satisfacción erótica de los presentes (ligeramente mayoritaria la presencia de mujeres, 58%).

    Respecto a la percepción de la sexualidad, el mayor acuerdo se ha producido en la confirmación de cómo influye el sistema de creencias sobre los mitos que interfieren en la vivencia de la erótica en los mayores (38%). No obstante, la mayoría de las personas que asistieron reconocen que no es su caso (31%) o dichos mitos están ya superados (15%).

    Disminuye la actividad pero no el deseo

    En las actitudes ante la sexualidad, los mayores acuerdos se han producido respecto a las creencias acerca de la erótica y la importancia que tiene para el bienestar en la vejez (93%).En las personas mayores disminuyen algunas actividades sexuales como el coito, pero no el deseo sexual (71%). Tienen intereses sexuales y disfrutan del sexo, incluso en edades avanzadas (69%).

    La mayor polaridad grupal (acuerdo/desacuerdo) encontrada hace referencia a la valoración de que sexualidad es igual a genitalidad (57%/42%) y que el coito es la medida de la actividad sexual (45%/54%).

    Respecto a la propia vivencia de la sexualidad, la mayoría están satisfechos con su estado de humor después de la actividad sexual (91%) y su apertura emocional durante las prácticas sexuales (91%), el funcionamiento de su cuerpo (73%) y la manera de reaccionar ante la pareja (73%), su desinhibición y entrega al placer sexual durante las relaciones (72%).

    Pilar Soria.
    Rigoberto López

    La mayor polarización (satisfechos/insatisfechos) se ha producido en la intensidad de la excitación sexual (54%/45% respectivamente), la forma en la que su pareja tiene en cuenta sus necesidades sexuales (45%/55%) y el equilibrio entre lo que se da y se recibe en el sexo (63%/36%).

    Los profesores consideran que ha sido una experiencia muy gratificante, que han compartido durante diez días en sesiones semanales de dos horas de duración.

    El objetivo ha sido demostrar que el deleite con la erótica no tiene fin. Se ha enfatizado en la vivencia del placer de lo cotidiano, en el humor y el disfrute mutuo.

    Hemeroteca:

    La sexualidad no se pierde con la edad

    Sexualidad y comunicación ante el cáncer

    ¿Por qué el hombre es el primate con el pene más grande?

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *