• promoción nuevo mini
  • Las restricciones dan un respiro al ‘Código Trauma’

    Igual que sucediera con el confinamiento, el toque de queda y el cierre perimetral han dado un respiro al ‘Código Trauma’, el dispositivo que se pone en marcha en caso de que haya un accidente con pacientes politraumatizados. Así lo ha confirmado el Dr José María Jiménez Vizuete, jefe de la UCI de Anestesia de Albacete.

    Imagen de archivo de la UCI de Anestesia.

    Acusado descenso de los accidentes de tráfico

    Desde el 29 de octubre, Castilla-La Mancha tiene toque de queda de doce de la noche a seis de la mañana, así como cierre perimetral de toda la autonomía. Estas circunstancias han dado lugar a una importante reducción de los accidentes de tráfico, inexistentes a partir de la media noche, que ha podido constatar la UCI de Anestesia de Albacete.

    Si durante el confinamiento apenas si se activó el ‘Código Trauma’, este se disparó en verano y, con el toque de queda y el cierre perimetral, volvió de nuevo la tranquilidad a una UCI de Anestesia que necesita ese parón de los accidentes de tráfico. Y es que los intensivistas han asumido los casos de graves de coronavirus en esta segunda ola, dejando el resto de los pacientes para una UCI de Anestesia que tampoco para.

    Pioneros

    En este contexto, el Dr Jiménez Vizuete ha querido recordar la importancia del ‘Código Trauma’, con el que Albacete fue pionera en Castilla-La Mancha y que ahora está presente en toda la región.

    Igual que el ´Código Ictus‘ o el ‘Código Infarto‘, el ‘Código Trauma’ pretende coordinar a la atención prehospitalaria con la hospitalaria para ganar tiempo en unos pacientes en los que unos minutos pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte. Así, en el momento en el que el 112 inicia su intervención y recoge a los heridos, contacta con la UCI de Anestesia, quien a su vez se coordina con Radiología, Banco de Sangre o Urgencias.

    Imagen de archivo de los doctores Ramón Peyró García (derecha) y José María Jiménez Vizuete, jefe de Servicio y de Sección de Anestesiología y Reanimación.
    • La UCI de Anestesiología del Hospital General de Albacete fue pionera en la implantación del Código Trauma en Castilla-La Mancha, hoy presente en toda la región.

    El efecto COVID en el Código Trauma

    La UCI de Anestesia de Albacete se enfrenta cada año a más de un centenar de códigos de este tipo, en su mayoría para atender a víctimas de accidentes de tráfico y laborales. El confinamiento dejó a cero la demanda en un momento clave, cuando el Servicio de Anestesiología tuvo que recurrir incluso a los respiradores de los quirófanos para atender a los pacientes COVID. Sin embargo, el verano fue atípico por el aumento de los accidentes y es ahora, con el toque de queda y el cierre perimetral, cuando se nota un importante descenso, fundamental de cara a una previsible tercera ola.

    La ‘hora dorada’

    Hay que tener en cuenta que el Código Trauma, que el Servicio de Anestesiología y Reanimación de Albacete quiso poner en marcha a imagen de Europa, ya ha salvado cientos de vidas. Ganar tiempo es fundamental porque hasta el 30 por ciento de la mortalidad producida tras un accidente se desencadena en los 60 minutos inmediatamente posteriores al mismo, lo que se denomina “hora dorada”.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *