• De paciente a «madrina» de mujeres con cáncer

    AMAC apoyó a Llanos Sánchez cuando se enfrentó al cáncer de mama por partida doble, en 2010 y en 2011, y, desde entonces, es presidenta y trabaja como voluntaria en una asociación que es una referencia en la lucha contra el cáncer de mama. Como ella, 23 mujeres de su familia se han enfrentado al cáncer, pero esta espada de Damocles, lejos de paralizarla, le ha dado fuerzas para volcarse con el voluntariado.

    Llanos Sánchez AMAC
    Llanos Sánchez, con su hija, también voluntaria de AMAC.

    Llanos Sánchez atendía a DiarioSanitario.com, por teléfono, en un breve descanso. Salía de trabajar y tenía el tiempo justo para correr hasta la sede de la asociación que preside, AMAC. Tenía que coger una bolsa de pelucas y acompañar a una joven agobiada porque se le está cayendo el pelo de nuevo.

    La historia de Llanos Sánchez es un ejemplo de lo que suponen asociaciones como AMAC. Y es que detrás de esta enfermedad están el miedo, el dolor o las secuelas, pero también auténticos dramas familiares y económicos. Hubo una época en la que Llanos no daba la ida con la venida al Banco de Alimentos porque había socias que no tenían ni lo mínimo para comer.

    El voluntariado como modo de vida

    Para presidir AMAC hay que tener una pasta especial, así si María José Merlos o Pilar Moreno, sus antecesoras, dejaron huella, no será menor que la que está dibujando Llanos Sánchez. Vigilante de seguridad de 56 años, se tomará las vacaciones en septiembre para trabajar como voluntaria en la Feria de Albacete, en la asociación.

    Los últimos ocho años de esta afectada se han centrado en ayudar a otras mujeres que, como ella, se enfrentan al cáncer. Ha reivindicado por ellas frente a las listas de espera; las ha escuchado y animado; ha buscado recursos donde no los había, organizando toda clase de eventos, y, sobre todo, ha trabajado para mitigar el sufrimiento que provoca esta enfermedad a nivel físico y psicológico.

    Cáncer en 23 mujeres de la misma familia

    Pero esta entrega está cimentada en una experiencia de vida que la ha marcado. Llanos Sánchez pertenece a una familia en la que 23 mujeres se han enfrentado al cáncer. Su madre murió cuando ella tenia 16 años. El Dr García Bueno, su oncólogo, tenía claro que esta espada de Damocles pendía sobre su cabeza, por lo que, desde los 19 años estuvo sometida a mamografías, hasta que en 2010 dio la cara el primer tumor, ya que el segundo llegaría en 2011. Hoy, después de someterse a dos mastectomías, sabe que la prevención y los avances médicos le han salvado del cáncer al que no sobrevivió su madre.

    Aniversario

    Conoció AMAC por su hermana Ángeles, superviviente como ella. Y ahora celebrará como presidenta los 20 años de una asociación que peleó por las unidades de mama y linfedema como hoy reivindica la reducción de las listas de espera o una sala aislada en Urgencias para los pacientes oncológicos.

    María José Merlos y Fernando Lamata forman parte de la historia de esta asociación

    Con más de 900 socias, AMAC ofrece los servicios de Psicología y Fisioterapia, pero también organiza eventos, como el desfile benéfico, que ayudan a sacar a las pacientes de su rutina.

    Para Llanos Sánchez, hay dos nombres: María José Merlos, la fundadora, y Fernando Lamata, quien fuera consejero de Sanidad, que destacan en estas dos décadas de historia. No obstante, insiste en que la fuerza de AMAC reside en sus socias y voluntarias.

    También le puede interesar:

    ¿Quién fue María José Merlos?

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *

    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!