• Los autobuses se suman al braille

    Cualquier invidente puede «escuchar» la información de la parada de autobús activándola con un mando. Las paradas cuentan con 35 paneles de información instalados en toda la ciudad, 10 de ellos alimentados por energía fotovoltaica, que ofrecen la posibilidad de locución sonora activada por mando a distancia por las personas con discapacidad visual, unida a otras tecnologías como la APP o los códigos QR para ofrecer información del servicio en tiempo real a todos los usuarios.

    El alcalde de Albacete, Javier Cuenca, ha visitado la parada de autobús situada en la calle Benavente, número 20, de la capital, con el objetivo de comprobar in situ las últimas mejoras en materia de accesibilidad incorporadas a la red de transporte público urbano de Albacete, puestas en marcha en colaboración con la empresa concesionaria Subús y la ONCE.

    Acompañado por el concejal de Movilidad Urbana, Francisco Navarro, el gerente de la empresa Subús en la ciudad, Enrique Espinosa, el director de Transporte Urbano del Grupo Vectalia, Raúl Cantero, y el director de la ONCE en Albacete, Juan Jesús Sánchez, el primer edil albaceteño ha explicado que se han invertido 25.000 euros en las obras de ensanchamiento de las aceras con adoquinado podotáctil en cuatro paradas de la red para facilitar el acceso al autobús a todos sus usuarios, sobre todo a las personas con deficiencias visuales, ya que este tipo de adoquinado les permite localizar mejor la parada, dirigirse a la puerta de acceso del autobús una vez que se encuentran en la parada, y les facilita el guiado hacia la acera en el descenso.

    Según ha señalado Javier Cuenca, las obras realizadas han consistido en la eliminación de plazas de aparcamiento y ensanchado de la acera para que el autobús pueda parar en paralelo y junto a la misma, permitiendo de este modo al usuario subir y bajar al autobús directamente desde la acera.

    Obras de ensanchamiento de las aceras con adoquinado «podotáctil» que se han acometido concretamente en las paradas de autobús ubicadas en las calles Pérez Pastor, Benavente, Rosario, así como en la Plaza Pablo Picasso.

    Además, se han invertido 5.600 euros en la instalación de un sistema de señalización en relieve y en braille en todas las paradas de la red para que las personas con deficiencias visuales puedan identificar mejor las líneas a las que dan servicio, en colaboración con la ONCE.

    En este sentido, cabe destacar que la señalización consiste en unas pegatinas del mismo color que la línea a la que representan, incluyendo la letra de la línea en color blanco y en relieve, en las que además aparece escrito en Braille el texto que identifica a la línea.

    Para que sean fácilmente localizadas por las personas con discapacidad visual, estas pegatinas están en la parte derecha de todas las marquesinas y vistas de frente, colocadas a las distancias establecidas por la normativa de accesibilidad, tanto en las marquesinas como en los postes informativos.

    Se han destinado también 60.000 euros a la instalación de 10 nuevos paneles informativos del servicio, alimentados por energía fotovoltaica, en los que se incluye información sobre los tiempos de espera, con el objetivo de satisfacer las demandas de los usuarios y reiterar su compromiso con el ahorro de energía y la sostenibilidad.

     

    En total, ya son 35 los paneles de información instalados en toda la ciudad, 10 de ellos alimentados por energía fotovoltaica, ofreciendo todos ellos la posibilidad de locución sonora activada por mando a distancia por las personas con discapacidad visual, unida a otras tecnologías como la APP o los códigos QR para ofrecer información del servicio en tiempo real a todos los usuarios.

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo
    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!