• Los diabéticos lamentan la falta de cobertura podológica

    El pie diabético es una enfermedad que puede acabar en una amputación, de ahí la importancia de la prevención. En este sentido, el Colegio de Podólogos de Castilla-La Mancha pide al Sescam retomar la senda del diálogo de forma inminente. Para ello, cuenta con el apoyo de la Federación de Diabéticos de Castilla-La Mancha que denuncia la falta de cobertura podólogica desde que no hay convenio entre el Sescam y el colegio.

    Los diabéticos lamentan la falta de cobertura podológica.

    La atención al pie diabético sigue enfrentando al Sescam con el Colegio de Podólogos, que insiste en que la prevención pasa por la formación, revisiones periódicas y una atención que vaya más allá de quitar los callos y cortar las uñas, lo que equivale a una quiropodia básica.

    Sin embargo, rotas las negociaciones con el colegio, el director general de Asistencia Sanitaria del Sescam, José Antonio Ballesteros, ha asegurado al presidente de la Federación de Diabéticos de Castilla-La Mancha (Fedicam), Antonio Arroyo Hidalgo, que los pacientes, derivados por el médico de Atención Primaria, pueden acceder a centros colaboradores o ser atendidos en cualquier clínica y pedir con posterioridad el reintegro de gastos de acuerdo a la tarifa vigente para estos servicios establecida por el Sescam.

    Fedicam apoya el regreso a un acuerdo con el Colegio de Podólogos que garantice la atención gratuita al pie diabético

    En este sentido, Arroyo ha expresado su descontento con la postura del Sescam. Considera “inoportuno” que el sistema público de salud haya actuado a espaldas del colegio; advierte que se ha perdido cobertura y que los 11 euros que devolverá el Sescam por consulta serán insuficientes.

    En opinión del presidente de Fedicam, 150.000 diabéticos de Castilla-La Mancha merecen un convenio que mejore la atención podológica gratuita, ya que prevenir supone evitar úlceras y amputaciones y, por tanto, un ahorro para el Sescam.

    El Sescam aportará al diabético 11 euros para cada consulta

    Cabe recordar que en 2007 Castilla-La Mancha fue la primera comunidad española que ofreció asistencia podológica gratuita a los pacientes diabéticos. Más de un centenar de podólogos colegiados se adhirieron a un acuerdo que se fue deteriorando y perdiendo prestaciones con sucesivos recortes hasta que en 2019 Colegio de Podólogos y Sescam no han llegado a un acuerdo para renovar.

    El Sescam ha optado por negociar con los podólogos al margen del colegio pero apenas ha conseguido una quincena de puntos de atención que en casos como Albacete se han reducido a dos.

    Los podólogos insisten en que la atención a la uña encarnada es imprescindible para renovar el convenio

    El Colegio de Podólogos pone en duda el reembolso del precio real de la consulta, así como la anunciada formación y recuerda al Sescam que está abierto a negociar.

    La institución no entiende la negativa del Sescam a renovar un acuerdo con mejoras cuyos beneficios para el paciente diabético supondrían un ahorro para el sistema público. La atención a la uña encarnada y que los endocrinos también puedan derivar a sus pacientes al podólogo son los dos flecos que impiden el diálogo.

    También le puede interesar:

    Objetivo: reducir amputaciones

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *

    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!