Los farmacéuticos se actualizan en interacciones

Bajo el título «Interacciones farmacológicas más frecuentes en farmacia comunitaria», casi medio centenar de farmacéuticos han participado esta semana en tres sesiones formativas correspondientes al último curso organizado por el Colegio Oficial de Farmacéuticos, que tenía como  objetivo que los colegiados actualizasen sus conocimientos sobre todas la materia.

Se produce una interacción cuando el efecto de un medicamento se ve alterado por otro fármaco, por un alimento o bebida como el alcohol, o por un compuesto tóxico del medio ambiente. Generalmente, la interacción produce una disminución de la eficacia del medicamento o un aumento de la toxicidad, pero hay casos concretos en que las interacciones son de utilidad con fines terapéuticos.

CLINICA BAVIERA

La encargada de impartir este curso ha sido la doctora María José Montero Gómez, catedrática de Farmacología del Departamento de Fisiología y Farmacología de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Salamanca, que a lo largo de tres sesionesha trasladado a los asistentes qué interacciones farmacológicas más frecuentes se producen con el alcohol y los alimentos; las que suceden en los tratamientos de los procesos dolorosos e inflamatorios; las que se producen en el abordaje de las patologías infecciosas;las interacciones en los tratamientos de patologías cardiovasculares, como el infarto o el ictus; las que tienen lugar para el control de enfermedades del sistema nervioso central o las interacciones que generan plantas medicinales.

Cualquier paciente es susceptible de sufrir interacciones en su tratamiento si no hay un riguroso control

Aproximadamente en el 15 o el 20% de los tratamientos existen interacciones. En ocasiones, la interacción sólo se detecta cuando se deja de administrar al paciente uno de los fármacos, aunque cualquier paciente es susceptible de sufrir una interacción en su tratamiento si no hay un riguroso control médico y farmacéutico.

Precisamente para que los farmacéuticos puedan identificar perfectamente esas posibles interacciones e informar convenientemente a los pacientes que acuden a sus farmacias para prevenir su aparición se ha llevado a cabo esta formación.

Y es que, como ha apuntado la ponente María José Montero, muchas veces los pacientes cuando acuden a la consulta con su médico no le dicen que están tomando fármacos, como analgésicos, que se adquieren sin receta médica, pero que administrados al mismo tiempo que otros medicamentos pueden provocar efectos adversos.

Algo que adquiere especial relevancia en el caso de los nuevos medicamentos que, aunque su eficacia y seguridad está confirmada, no es hasta el momento de la práctica clínica cuando se detectan muchas de sus posibles interacciones.

Hernando Martínez - The Growthcoach - Business and sales coaching

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo
Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

Suscribete a nuestro newsletter

Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

Te has suscrito satisfactoriamente!