• Los farmacéuticos se forman en nutrición

    Una dieta equilibrada es aquella que proporciona la energía y los nutrientes necesarios para cubrir las necesidades de cada persona y evitar deficiencias. Sus enemigos son el azúcar y la grasa saturada, porque son los responsables del aumento de las enfermedades metabólicas en las últimas décadas. Éste es el mensaje que deben trasladar los farmacéuticos como profesionales sanitarios que velan por la salud de la población. 

    Juan Miguel Ruiz Amaya.

    Por este motivo, más de 40 farmacéuticos de la provincia de Albacete han participado en la primera sesión del curso sobre Consejos Nutricionales en la Farmacia Comunitaria, que comenzó la semana pasada y continuará los días 13, 20 y 27 de noviembre. 

    En la primera jornada el encargado de impartir la formación fue Juan Miguel Ruiz Amaya, licenciado en Farmacia y diplomado universitario en Nutrición Humana y Dietética, que habló sobre Dieta Equilibrada, Mediterránea y Superalimentos. Desmontando mitos. 

    Los ‘superalimentos’ no tienen respaldo científico

    Ruiz Amaya reconoció en su charla la importancia de que el farmacéutico esté bien formado en materia de nutrición, ya que las farmacias comunitarias constituyen un punto de información esencial para los usuarios para seguir una dieta saludable. 

    La Dieta Mediterránea es un patrón de comportamiento que incluye ejercicio físico

    Respecto a la Dieta Mediterránea, el nutricionista Juan Miguel Ruiz aclaró a los farmacéuticos asistentes a esta sesión que existe mucha desinformación. Se trata de un patrón de comportamiento alimentario que mantiene unos hábitos correctos de alimentación, pero se complementa con una conducta saludable mediante el ejercicio físico, los productos de temporada y la cocina tradicional. Por ello, señaló que es un error considerar la Dieta Mediterránea sólo como un conjunto de alimentos típicos de los países de la cuenca mediterránea. Además, ha demostrado ser beneficioso para la prevención de numerosas enfermedades y la única recomendada en la prevención y tratamiento de diabetes y obesidad. 

    La dieta tiene que ser adaptada y segura para cada individuo

    Por ello, «lo importante no es fijarse en la proporción de los alimentos sino en que la dieta tiene que ser adaptada y segura y responder a las necesidades y circunstancias  de cada individuo». 

    Por último, el ponente se refirió a los superalimentos, señalando que uno de los principales problemas de estos alimentos es la dificultad de controlar el efecto que sus componentes tienen en el cuerpo humano. Por ello, indicó que “a pesar de que los famosos, la presión mediática y la moda de las dietas milagro han contribuido a confiar en los beneficios de los superalimentos, estos siguen sin tener respaldo científico”. 

    El curso continuará, según ha informado el Colegio de Farmacéuticos, los días 13, 20 y 27 del próximo mes de noviembre, con charlas sobre nutrición en Pediatría, Dieta y Cáncer: Leyenda urbana o evidencia científica y nutrición en el anciano, a cargo de los especialistas Tomás Hernández, del servicio de Pediatría del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete; María Magdalena Martín, del servicio de Oncología Radioterápica del CHUA y Esther Martínez, especialista en Geriatría del Hospital de Villarrobledo.

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *