• Los médicos son pioneros, los medios, no

    El Autor

    Vicente Calatayud

    Neurocirujano

    Llegamos al final de 2017 y, como todos los años, debemos hacer una reflexión de cómo fue para poder corregir nuestros errores y potenciar lo positivo.

    Más de una vez he pensado que debería dejar de expresar lo que pienso acerca de nuestra sanidad, pero si soy sincero conmigo mismo me siento en la obligación de seguir haciéndolo, además así hago uso de eso que hoy está tan de moda, ejerzo mi libertad de expresión.

    Sigo teniendo la mala costumbre de acudir a las fuentes de la Junta para poder ver los datos oficiales que nos dan a los ciudadanos, y el panorama no puede ser más desolador. Por establecer una comparación, en octubre de 2014 en en nuestro Complejo Hospitalario había 7.912 pacientes pendientes de cirugía, de los cuales 477 correspondían al Servicio de Neurocirugía. En octubre de este año, son los últimos datos oficiales que podemos obtener de la Junta, hay 8.743 pacientes, de los cuales 604 corresponden a Neurocirugía.

    Han pasado dos meses casi desde las últimas cifras, hemos tenido puentes y días de baja actividad, y no es necesario que explique lo que eso supone en sobrecarga para la lista de espera. Además, del 22 de diciembre al 7 de enero, la actividad es mínima.

    En las redes sociales y en los distintos periódicos locales cada vez con más frecuencia vemos notas de prensa de la Junta, de nuestro consejero hablando de lo bien que funciona nuestro sistema sanitario, de la excelencia de nuestros centros… permítanme que pregunte cómo es posible esto con las cifras que mencionamos y a las que todos podemos tener acceso.

    Me pregunto cómo un servicio puede ser referente de alguna patología, cuando no se le habilita, no se le dota del material suficiente, no se le dota de quirófanos necesarios no sólo para cubrir esa patología de la que tan espectacularmente se nos dice que somos referentes, si no toda la demás que cada día hay que sacar adelante, patología tumoral, patología vascular, patología degenerativa de raquis, patología tumoral de raquis, es decir, la posibilidad de cubrir las necesidades de los ciudadanos. Resulta muy difícil compaginar y entender lo que nos cuentan con las cifras reales, sin tener que entrar en las dotaciones de quirófanos, lo obsoleto de gran parte del material del que se dispone.

    Podemos decir que referente, lo que se dice referente en nuestra región, sería el servicio de Cirugía Torácica, solo porque es el único servicio de toda la comunidad, de igual forma que lo fue nuestro servicio de Neurocirugía desde 1991 hasta que se puso en marcha el segundo servicio, el de Toledo.

    Ni dotación, ni medios técnicos acordes con lo que dicen son reales. Todo se debe al buen hacer de los profesionales, actualmente doctor Campos, jefe en funciones del Servicio de Neurocirugía, doctor Sandoval, doctora Ferrara, doctor Klein y doctora López.

    Pocas cosas han cambiado en cuanto a dotación de material y posibilidades diagnósticas a lo largo de estos 26 años de existencia de la Neurocirugía en Albacete. Nuestros distintos gerentes y políticos de los diferentes partidos políticos (PSOE y PP) no han considerado que seamos dignos ni si quiera de tener dos resonancias públicas en toda la provincia. Pero la complejidad de nuestras intervenciones, los abordajes que actualmente se realizan, la dificultad de nuestras intervenciones ha ido en aumento a lo largo de estos años, de la mano de las nuevas incorporaciones de nuestros profesionales.

    De cara al año nuevo, se lo pediré a los Reyes Magos de Oriente: “Honradez por parte de nuestros políticos, que no mientan más acerca de nuestra sanidad” y a los locales, a los que se deberían pelear por nuestra sanidad, que lo hagan de verdad, que no dejemos de ser lo que somos porque lo que prima actualmente es TOLEDO.

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo