• ¿Deberías tomar magnesio?

    El Autor

    Francisco Botella Romero

    Médico especialista en Endocrinología y Nutrición

    ¿Tienes que tomar magnesio? La respuesta, casi siempre, va a ser que no. El magnesio es un elemento químico ampliamente distribuido en los alimentos (sí, has leído bien, nuestros alimentos están formados por compuestos químicos. Si eres de los que piensan que no es bueno tomar “químicos” con los alimentos, es mejor que no sigas leyendo); de manera que una lista de alimentos ricos en magnesio podría ser muy extensa.

    ¿Tienes que tomar magnesio? La respuesta, casi siempre, va a ser que no. ¿Qué es? ¿En qué alimentos se encuentra?

    Casi todos los alimentos no procesados lo tienen

    Lo cierto es que, casi todos los alimentos no procesados contienen bastante magnesio: verduras, frutas, frutos secos, legumbres, carne, pescado, lácteos, huevos, cereales integrales, etc. Realmente, lo difícil sería hacer una dieta pobre en magnesio.

    ¿Cómo actúa el magnesio en nuestro organismo?

    El magnesio tiene múltiples funciones, está casi omnipresente en todo lo relacionado con la contracción muscular, con la función de muchos enzimas en procesos metabólicos de trasferencia de energía (ATP), de reparación y duplicación de nuestro ADN, de la transcripción del ARN para la síntesis de proteínas y en la salud ósea. Dicho esto, queda claro que el magnesio tiene muchas funciones metabólicas, pero no tiene “propiedades”. Esta expresión no tiene una traducción científica concreta y cuando alguien la utiliza; o bien sabe poca nutrición, o quiere venderte algo.

    Recientemente, una publicación bien posicionada en el ámbito científico de la nutrición, ha publicado unos hallazgos indirectos que relacionan la ingesta diaria de magnesio con imágenes del cerebro en los que se aprecia mayor volumen de sustancia gris y menos imágenes de desgaste de la sustancia blanca, en las personas que refieren una ingesta mayor de alimentos ricos en magnesio. Los autores especulan sobre si, estos hallazgos, pudieran estar relacionados con una menor incidencia de demencia.

    ¿Quiere esto decir que una dieta rica en magnesio podría reducir el riesgo de demencia?

    Realmente, una alimentación saludable, basada en un patrón de dieta mediterránea, contiene cantidades más que suficientes de magnesio, y de otros nutrientes, como para hacer innecesaria cualquier tipo de suplementación. Por lo que respecta al riesgo de demencia, los estudios son muy poco concluyentes, basados en análisis retrospectivos y medidas indirectas muy poco precisas (volumen cerebral, lesiones en la sustancia blanca) y con un importante sesgo en la recogida de los hábitos alimentarios mediante cuestionarios autoreferidos.

    ¿Con lo que comemos habitualmente en la dieta se llega a esa recomendación?

    En principio sí, una dieta promedio tiene entre 15 y 20 mMol/kg de Mg (lo que equivaldría a unos 350-400 mg/d), cantidad más que suficiente para cubrir las necesidades de una persona sana. No obstante, en la consulta del endocrinólogo, atendemos con mucha frecuencia a personas con enfermedades que pueden condicionar dificultades en la absorción, o aumento en su eliminación, y que pueden ocasionar un déficit de Mg, más o menos grave. Las causas más frecuentes son el tratamiento crónico con inhibidores de la bomba de protones gástrica (los mal llamados “protectores gástricos”) o de diuréticos, el abuso del alcohol, la malabsorción intestinal, resecciones de intestino, fístulas intestinales, diarrea crónica, etc. Aquí estamos hablando de situaciones importantes que requieren un diagnóstico y un tratamiento por parte del médico.

    ¿En qué casos suele ser necesario usar suplementos nutricionales de magnesio?

    Cuando se da alguna de las circunstancias patológicas anteriores. Por otra parte, es muy frecuente que los suplementos orales de magnesio, ampliamente vendidos en múltiples establecimientos sin ningún control de prescripción ni de dispensación, ocasionen diarrea. En ese caso, cuando verdaderamente hace falta, tenemos que recurrir a su administración intravenosa de forma periódica.

    Totalmente contraindicado en insuficiencia renal

    Que quede muy claro, en general, no está justificado su uso en la gran mayoría de las personas que toman suplementos de magnesio por problemas osteoarticulares, la hipertensión arterial o la “salud en general”. Asimismo, su uso está totalmente contraindicado si existe algún grado de insuficiencia renal.

    Me gustaría añadir aquí una reivindicación histórica de los endocrinólogos acerca de los suplementos de magnesio, para enfermedades que lo precisan (particularmente en personas con insuficiencia intestinal grave). No están financiados en por el SNS, lo que supone una grave inequidad para estos pacientes con condiciones médicas graves, probablemente ocasionado por la multitud de usos (malos usos) que se hacen de estos suplementos en la población general, para problemas de salud en los que no está demostrada su eficacia, y  el consiguiente impacto presupuestario que esto supondría..

    • Referencia bibliográfica:
      • Alateeq, K., Walsh, E.I. & Cherbuin, N. Dietary magnesium intake is related to larger brain volumes and lower white matter lesions with notable sex differences. Eur J Nutr (2023). https://doi.org/10.1007/s00394-023-03123-x

    4 comentarios

    1. Me gustaría dar mi punto de vista sobre este artículo, pues no estoy de acuerdo con varias de las cosas que en él se mencionan. En primer lugar se olvida mencionar que la regulación del nivel de magnesio en sangre la realizan los riñones mediante un mecanismo regulador encargado a los túbulos renales. Se olvida también mencionar que existen varias patologías renales hereditarias que provocan pérdidas de magnesio por orina, como los síndromes de Gitelman o el de Bartter (tipo 3), así como toda una serie de hipomagnesemias como las provocadas por mutaciones en los genes Claudina 16 o 19, CNNM2, TRPM6, y una larga lista que a día de hoy se está reclasificando. Algunos de estos síndromes provocan insuficiencia renal y no por ello están contraindicados los suplementos de magnesio. Por tanto aunque la afirmación que se indica en el artículo de que el Mg está totalmente contraindicado en insuficiencia renal, no es completamente cierta, hay excepciones.
      Por otra parte afirmar que cuando “verdaderamente hace falta” el magnesio hay que administrarlo por via intravenosa, tampoco es cierto. Las personas con hipomagnesemias hereditarias, pueden mantenerse años (algunos toda su vida) sin necesitar la via intravenosa, utilizando los suplementos orales de forma adecuada, encontrando el equilibrio en la dosis que evita la sintomatología y provoca la menor diarrea posible. La via intravenosa se usa en cuadros agudos, crisis de tetania, etc… pero a estas personas “les hace falta de verdad” pero consiguen el efecto deseado con los suplementos orales. Su afirmación parece indicar que los orales son una tontería que no sirve para nada.
      Por cierto las personas que por su patología pasan años con niveles de Mg bajo suelen tener entre otras cosas problemas de concentración, nerviosismo y condrocalcinosis y dolor en las articulaciones. Con la dosis de suplementos adecuada, esto se puede evitar.
      Y por último me parece grave la afirmación final en que insinua que la responsabilidad de que los suplementos de magnesio no estén financiados es de las personas que los usan sin motivo. Es cierto que desde hace unos años hay cierta moda social por tomar magnesio, pero en nuestro país hay suplementos de Mg aprobados como medicamentos (sin receta) desde los años 70’s cuando nadie tomaba Mg y no se conocía, pero entonces tampoco se financiaba. En los países de nuestro entorno se financia el Mg para las personas con patologías que lo precisen, España es de los pocos países comunitarios que no lo hace, estando solos en la cola junto a Romania, Polonia, Rep. Checa o Eslovenia, el resto lo financia.
      Le puedo asegurar que desde la entidad de personas con hipomagnesemias hereditarias, llevamos muchos años reclamando su financiación para nuestro colectivo, pero el problema es muy distinto al que usted insinua. Es un tema de regulación y de voluntad política, pero lamentablemente la excusa desde las autoridades regulatorias, siempre es la misma se indica en el artículo y mientras tanto las familias siguen pagando el Mg que sus hijos necesitan.
      Estoy de acuerdo en que se hace apología del Mg y sus “propiedades” con un fin lucrativo por parte de las empresas que lo comercializan, pero eso es una cosa y otra las que en este artículo se afirman.

      • “Muchas gracias” por su aportación ha de ser usted nefrologo para saber de lo que habla, es difícil encontrar jente que tenga realmente buen conocimiento y peor que este dispuesto a compartirlo reitero gracias por su aportación

      • Buenas tardes.

        Me llamo mucho la atención su comentario y tengo una inquietud al respecto.

        Si es usted Nefrólogo talvez me podría ayudar con lo sgte: quiero tomar magnesio por las bondades que tiene pero no se si sea correcto en mi caso ya que tengo Lupus Eritematoso Sistémico, hipotiroidismo, el Lupus me produjo Nefritis Lúpica relacionado con aumento de proteínas en la orina, por tal razón tomo Micofenolato de Mofetilo 1 gramo diario. En mi caso específico podría tomar el citrato de Magnesio??? En caso negativo cual seria la razón de no tomarlo y si es posible tomarlo cual seria la dosis recomendada para mi . Tengo 49 años , soy mujer. Recurro a usted porque la cita con mi médico tratante (Nefrólogo) todavía se demora y ya compre el citrato de magnesio pero no lo he tomado todavía hasta que alguien con autoridad me guie y me diga con seguridad si puedo tomarlo o no. Muchas gracias, espero me pueda colaborar. Att Erika Jimena Chaura

    2. Muchas gracias por su aclaración porque yo me asusté al leer el artículo ya que me diagnosticaron insuficiencia renal crónica, consultaré la dósis recomendada en mi caso

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *