• Máster en Psicología General Sanitaria: más difícil todavía

    Si un psicólogo quiere ejercer en la sanidad privada, tiene que aprobar el Máster en Psicología General Sanitaria. Con pocas plazas en la educación pública y precios desorbitados en la universidad privada para cursarlo, se da la circunstancia de que este máster es la llave para abrir una consulta.

    Máster en Psicología General Sanitaria
    Fernando Herrero, junto a sus mentoras del Sescam y del máster de la UNED.

    Colegios de la Psicología como el de Castilla-La Mancha insisten en que se debe resolver una paradoja. Los psicólogos son cada vez más necesarios en todos los ámbitos de la salud, sin embargo, en la sanidad pública entran con cuenta gotas y en el ámbito privado no lo tienen fácil. En este contexto, las facultades deberían frenar.

    Y es que ejercer en la sanidad pública exige estar entre los mejores del reñido examen PIR y superar el periodo de residencia. La segunda vía, abrir una consulta privada, requiere el Máster de Psicología General Sanitaria, que se exige por Ley y supone dos años más de formación.

    El máster es caro y de difícil acceso por la falta de plazas

    Así, si difícil es acceder a una plaza de psicólogo interno residente (PIR), el camino de la consulta privada no lo es menos. En provincias como Albacete sólo la Universidad de Educación a Distancia (UNED) oferta cuatro plazas al año, que consiguen los mejores expedientes académicos, lo que cierra las puertas a quienes tengan menos de un 8 de nota media en el grado.

    Además, si en la privada el precio del máster puede llegar a los 12.000 euros, en la UNED no baja de 3.700 euros.

    La mayoría de los psicólogos se inclinan por el ámbito sanitario, pero es un camino complicado

    El psicólogo Fernando Herrero terminó en marzo el máster de la UNED, que le ha permitido hacer prácticas en la sanidad pública albaceteña. Ha trabajado tanto en la Unidad de Conductas Adictivas como en la de Trastornos de la Alimentación. Con siete rotaciones, Herrero se considera afortunado. No obstante, ha necesitado un 9,1 de nota media para acceder a este máster.

    Herrero, como la decana del Colegio de la Psicología, María Dolores Gómez, considera que los psicólogos avanzan de acuerdo a la ley del embudo. Se abren las puertas de las facultades de par en par, pero se van cerrando conforme se gradúan y se enfrentan al mercado laboral. A juicio de Gómez, faltan tanto planificación como control en la entrada al grado.

    También le puede interesar:

    La proeza de ser psicólogo interno residente

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    2 comentarios

    1. Hay que especificar que:
      – El psicólogo general sanitario solo puede trabajar con personas que NO tengan un trastorno mental, es decir, en promoción de la salud.
      – Para evaluar, diagnosticar e intervenir en presencia de trastorno mental hace falta el PIR.

      Esta información es importante para todos aquellos que vayan a invertir tiempo y dinero en el máster.

      Lay general de salud pública, 2011

    2. Limitar PIR al ámbito público es un error. Los cuatro de años de residencia dan el título de especialista en psicología clínica y habilitan para ejercer en este ámbito en pública y en privada. El Máster general sanitario habilita sólo para promoción de la salud no para diagnóstico y tratamiento de problemas de salud mental. Es como si un médico sin MIR, es decir, sin especialidad, hace un Máster por muy caro que sea y se dedica a tratar.
      Me parece una noticia engañosa y más viniendo de un hospital con residentes PIR.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *

    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!