• Un médico ‘de premio’ en Fuentealbilla

    «Jamás en mi vida he tenido lista de espera»

    Pocos médicos, por no decir ninguno, pueden afirmar lo que el Dr Juan Antonio Divisón Garrote: «Jamás en mi vida he tenido lista de espera». Y es que puede que el pueblo albaceteño de Fuentealbilla esconda tanto el secreto para criar a un futbolista ‘de élite’ como para tener la consulta de Atención Primaria ‘modelo’. En este caso, ser médico del mismo pueblo durante 39 años ha demostrado el valor de la continuidad asistencial.

    médico Fuentealbilla

    La Organización Médica Colegial se rinde ante la trayectoria del médico de Fuentealbilla

    El Dr Divisón Garrote va camino de cumplir cuatro décadas en la misma consulta

    Divisón Garrote es el médico de tres e incluso cuatro generaciones en Fuentealbilla, donde se ha convertido en el galeno más veterano de la historia del pueblo. De hecho, el  Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España le ha concedido el Premio a la Trayectoria Profesional en el ámbito de la Atención Primaria.

    Su secreto no ha sido otro que la vocación. No se cansa de repetir que le encanta ser médico de pueblo. Prueba de ello es que, si bien se podría haber jubilado a los 65 años, con 66 años, ahí sigue, al pie del cañón y con la intención de no colgar el fonendo hasta los 70.

    Y es que reconoce que trabajar en un pueblo como Fuentealbilla, con 1.800 habitantes, es un privilegio. La burocracia no le acarrea los mismo problemas que a sus compañeros de la capital. Además, llevar 39 años en el mismo pueblo le da un conocimiento de los pacientes que es una ventaja añadida. Con asomarse a la sala de espera ya sabe quién no tiene esperar y aquel al que puede pedirle que vuelva al día siguiente.

    Para él, responsable de la Cátedra de Medicina de Familia de la Universidad Católica de Murcia (UCAM), «Atención Primaria no puede tener lista de espera». Es el primer escalón y como tal debe conocer y responder a sus pacientes. Tendría que ser el personal sanitario, ni un sistema informático ni una centralita, quien decida cómo y cuándo se ve al paciente. Y aquí también ha jugado con ventaja el Dr Divisón Garrote, ya que cuenta con un equipo, tanto la administrativa como la enfermera, responsables a partes iguales de que no haya lista de espera en Fuentealbilla.

    El médico de Andrés Iniesta y Juan Ramón Pardo

    Modélicas son sus compañeras y sus pacientes. Así, el Dr Divisón se siente orgulloso de haber sido el médico de Andrés Iniesta desde que era un niño, pero también de un astrofísico, ahora concejal de Cultura, Juan Ramón Pardo, que ha estado incluso en la NASA. Tiene dos pacientes que tienen mucho que ver con las estrellas, y han puesto a Fuentealbilla en el mapa.

    Madridista convencido, ni su amistad con Andrés Iniesta ha podido con el sentimiento merengue. El Dr Divisón asegura que se puede cambiar de mujer o de partido político pero no de equipo de fútbol. Él es del Real Madrid, aunque, por el trabajo de su padre, nació en Tenerife. Eso sí, se considera manchego formado en los Salesianos.

    Este médico de pueblo, aunque no ha querido dejar nunca Fuentealbilla, no ha parado en las últimas cuatro décadas. Tiene más de 150 artículos científicos en su haber y también es profesor universitario. Dentro de la Medicina, sus dos pasiones son tanto la Atención Primaria como la prevención del riesgo cardiovascular. En su opinión, que un paciente tenga el mismo médico a lo largo de su vida, lo que se llama continuidad asistencial, salva vidas. Y en ello sigue.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *