• Un médico ‘de altura’

    Sebastián Cano Sáez, Sebas, es un médico de altura, un loco del senderismo, pero no en sentido figurado, lo suyo es literal, ya que invierte su tiempo libre desde los años ochenta del siglo pasado en subir montes, cerros y montañas, desde las sierras albaceteñas hasta Pirineos.

    Sebastián Cano Sáez, Sebas, es un médico de altura, un loco del senderismo, pero no en sentido figurado, lo suyo es literal
    El médicos Sebastián Cano Sáez, posando en un punto geodésico, símbolo del senderismo.

    “Para mí, la montaña es un relajante, no piensas, no le das vueltas a la cabeza, sólo avanzas”

    A sus 64 años, el Dr Cano Sáez, médico de Familia en un centro de salud de Albacete, es capaz de levantarse un sábado a las cinco y media de la madrugada para acabar practicando senderismo en los límites entre Albacete y Jaén coronando lo que sea menester ese día, para llegar a su casa reventado, a las diez de la noche, después de recorrer más de 22 kilómetros en rutas que desafían al vértigo.

    Tiene en su haber una decena de picos de más de tres mil metros de altitud y un sinfín de puntos geodésicos o, lo que es lo mismo, esos palos de cemento con los que el Instituto Geográfico Nacional (IGN) señaló en el siglo XX los 11.000 puntos más altos del país.

    Sebas no sabía lo que era un punto geodésico hasta que lo destinaron a Alpera, en Albacete. Allí, como médico rural, conoció a Severiano, el peluquero, que le descubriría un mundo nuevo, la montaña por dentro y por fuera, ya que también lo introdujo en la espeleología.

    Fue en el año 1992. Aquel pueblo, Alpera, el de la Cueva de la Vieja, marcaría un antes y un después en su afán senderista, porque sumó a su haber la bicicleta, la piragua, el submarinismo e incluso el ala-delta.

    Pero ahora, próximo a la jubilación, este médico ha vuelto a sus orígenes, a caminar, a subir con senda o sin ella para alcanzar la tranquilidad. “Para mí, la montaña es un relajante, no piensas, no le das vueltas a la cabeza, solo avanzas”.

    Compañeros

    Sebastián Cano Sáez, Sebas, es un médico de altura, un loco del senderismo, pero no en sentido figurado, lo suyo es literal

    Natural de Cuenca, Sebastián Cano estudió la carrera de Medicina en Valencia. Pronto se vio recorriendo los pueblos más recónditos de su tierra, al tiempo que descansaba cuando no lo hacía nadie, ya que trabajaba los fines de semana y festivos. Así fue como, en solitario, empezó a recorrer las sierras y alguna que otra cueva, con más curiosidad que sentido común.

    Hoy pertenece al grupo senderista ‘Sierra de Alcaraz’, con el que ha peinado la provincia de Albacete y alrededores. Además, tiene otro grupo, ‘Campo Base’, con el que se dedica a la alta montaña. Gracias a sus compañeros ha descubierto dónde le gustaría perderse, en la zona de la Venta de Tiziano, entre Yeste y Santiago de la Espada.

    En contra de las recomendaciones de su mujer y de su madre, la jubilación será un nuevo acicate para este médico ‘de altura’, que, si bien reconoce que ha llegado físicamente tarde al trail, aún tiene puntos geodésicos pendientes de conquistar.

    Sebastián Cano Sáez, Sebas, es un médico de altura, un loco del senderismo, pero no en sentido figurado, lo suyo es literal

    Pinche aquí si quiere consultar rutas senderistas

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *