• Las compañías ‘tiran’ los precios de la sanidad privada

    Hasta 7 euros cobra un neurocirujano por una consulta de revisión

    Cada día más médicos renuncian a las compañías, hasta el punto de que hay provincias donde faltan especialistas fuera de la sanidad pública. Y es que hay una guerra de precios en la que un neurocirujano puede llegar a percibir 7 euros por una consulta de revisión y menos de 20 por la primera. Además, no se cobra igual en Albacete que en Cuenca. En este contexto, choca lo que pagan los pacientes.

    médicos compañías

    ¿Por qué se van los médicos de las compañías? ¿Cuánto cobran por una consulta? ¿Y por una cirugía?

    La Asociación profesional-empresarial de médicos de ejercicio libre en la sanidad privada, Unipromel, advierte de esta situación. Agrupa a unos 20.000 profesionales de toda España y propone baremos propios de 30 euros por consulta frente a los siete que pagan en la actualidad las aseguradoras.

    Según el presidente de Unipromel, Ignacio Guerrero, «no se puede atender a los enfermos a un coste tan bajo cuando las aseguradoras cobran cuotas mensuales sustanciosas a los pacientes, que buscan en la sanidad privada una medicina de calidad en relación con la pública».

    Según el despacho de Navas&Cusí, que ha interpuesto una queja ante el Parlamento europeo por los abusos de las aseguradoras con los médicos, “estas empresas están actuando como un cartel porque se ponen de acuerdo en sus tarifas y eso es del todo ilegal, tanto en España como en la UE”.

    Y es que el precio por la primera consulta está por debajo de los 20 euros y el de una revisión por debajo de 10 euros y las sucesivas no se pagan. Sin embargo, para este tipo de consultas la hora de un médico, a precios de mercado, debería rondar los 100 euros. En Europa, especialmente en Alemania y Francia, la retribución de un médico ronda los 60 y 100 euros por consulta; las intervenciones menores de 500 a 600 y las complejas de 3.000 hasta 6.000 euros.

    Ignacio Guerrero, presidente de Unipromel.

    «No se puede atender a los enfermos a un coste tan bajo cuando las aseguradoras cobran cuotas mensuales sustanciosas a los pacientes»

    Unipromel pide que se cambie el sistema de baremos, que data de 1988 y 1989, «al que se siguen aferrando las compañías aseguradoras» para pagar con unos precios que Unipromel considera «de vergüenza» a los médicos de seguros privados y ha propuesto seguir otros modelos europeos, como el francés o el alemán, y que los fijen las asociaciones de médicos y el Ministerio de Sanidad.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *