• promoción nuevo mini
  • Médicos del Mundo muestra la realidad de los temporeros

    Después de repetir pruebas y superar el medio millar de PCR, 30 temporeros de los asentamientos de la Carretera de Las Peñas de Albacete han dado positivo en coronavirus, pero más de un centenar no está ni en las instalaciones habilitadas en la Institución Ferial (IFAB) ni en el instituto Tomás Navarro Tomás. Además, once positivos están en paradero desconocido. En este contexto, Médicos del Mundo llama la atención de las autoridades local y regional, ya que denuncia que la situación de estas personas sigue siendo «lamentable». Vivían en condiciones inhumanas en los asentamientos, pero la IFAB tampoco reúne condiciones.

    Médicos del Mundo temporeros
    Fotografías: Médicos del Mundo.
    • Así vivían los temporeros en las naves de la Carretera de las Peñas de Albacet. Este asentamiento, presente en la ciudad desde hace más de una década, albergaba, según Cruz Roja, a unos 30 subsaharianos durante todo el año y más de 400 en verano, coincidiendo con campañas agrícolas como la del ajo.

    Seguridad sanitaria

    “La respuesta de las administraciones local y regional está lejos de ser la que garantice la seguridad sanitaria promulgada desde el Ministerio de Sanidad. Hablamos de la salud de cientos de personas, tanto de las que han sido confinadas como la de la ciudadanía albaceteña. La solución a un rebrote no es encerrar a personas en un espacio sin las condiciones mínimas de habitabilidad y sin un control sanitario adecuado”, explica Idoia Ugarte desde la junta directiva de Médicos del Mundo en Castilla-La Mancha.

    La ONG Médicos del Mundo detalla que los inmigrantes temporeros que trabajan en la recogida de frutas y verduras -actividad esencial que han seguido prestando durante la etapa más estricta de confinamiento- están ahora en el recinto ferial, a pesar de que, a juicio de Médicos del Mundo, «dista mucho de ser un espacio seguro para controlar el actual rebrote». 

    Respecto a la IFAB, la ONG insiste en que no reúne las condiciones de aislamiento en pequeños grupos necesario para un monitoreo mínimo de los contactos ante posibles casos positivos. Se les ha asignado un espacio único, dividido únicamente en dos por una marquesina, con camas, mesas y sillas como único mobiliario: ni siquiera disponen de espacios seguros donde guardar sus pertenencias. Así, Médicos del Mundo califica la situación actual de los temporeros de «lamentable».

    Tampoco se ha tenido en cuenta la delimitación de zonas para el tránsito o pasillos para acceder a los diferentes espacios, el número de aseos y duchas para las cerca de 200 personas es más que insuficiente y el lugar no tiene una correcta ventilación.

    «La solución a un rebrote no es encerrar a personas en un espacio sin las condiciones mínimas de habitabilidad y sin un control sanitario adecuado»

    Médicos del Mundo temporeros

    Higiene

    «Es fundamental asegurar la limpieza del espacio, sobre todo tras el uso de los aseos; es obligatorio el uso de mascarilla en espacios comunes; poder lavar la ropa a 60 grados; asegurar un manejo seguro de la comida que se distribuya; disponer de agua y jabón en varios puntos y contar con una gestión de residuos adecuada, entre otros». Así lo explica la especialista en epidemias de Médicos del Mundo, Felícitas Ibáñez, con experiencia en epidemias como la de ébola en Sierra Leona y en el establecimiento de circuitos seguros en varios hospitales públicos de la Comunidad de Madrid.

    Ni control ni dispositivo sanitario

    Los temporeros, que están en plena campaña de recogida del ajo, han sido trasladados a este espacio sin un dispositivo sanitario. La ONG advierte de que no hay un mecanismo de identificación a su llegada ni un control de la situación epidémica de estas personas, que han vivido hacinadas en los asentamientos desde que hace una semana comenzaran a realizar las pruebas PCR a partir del primer caso diagnosticado.

    Descoordinación

    Y en esta situación Médicos del Mundo denuncia una ausencia total de coordinación entre el Ayuntamiento de Albacete y los Servicios de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) con el resto de actores implicados.

    Desde la ONG se han ofrecido de forma reiterada a las administraciones para facilitar asesoramiento y aportar su experiencia en protocolos sanitarios de actuación ante la COVID-19.

    Médicos del Mundo temporeros

    Sin alternativas después del aislamiento 

    Además, las autoridades han expresado su intención de cerrar y derruir los asentamientos afectados, por lo que nadie podría regresar tras los días de confinamiento. En este sentido, Médicos del Mundo alerta de que no hay una solución a corto ni medio plazo para estas personas.  

    Médicos del Mundo lleva años denunciando ante diversos organismos e instituciones las lamentables condiciones de vida de estas personas.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *