• Uno de cada tres médicos de Familia supera los 60 años

    Los médicos de Familia están agotados porque no se cubren ni vacaciones ni bajas, reducciones o permisos, lo que los obliga a asumir los pacientes de sus compañeros en un contexto en el que uno de cada tres supera los 60 años. Pero la solución no es fácil, no faltan médicos, faltan determinados especialistas. Y si se tensa la cuerda en demasía, las facultades podrían acabar formado parados.

    Los médicos de Familia de Castilla-La Mancha están agotados en un contexto en el que uno de cada tres supera los 60 años.

    Más de 900 médicos de Familia de Castilla-La Mancha superan los 60 años

    Así se desprende de los análisis del Centro de Estudios de Sindicato Médico (CESM), que advierte que, si bien Castilla-La Mancha tiene 2.862 médicos de Familia no todos están en los centros de salud. Además, más de la mitad superan los 50 años y uno de cada tres -más de 900- tienen ya más de 60 años.

    La solución no es sencilla porque no faltan médicos, la clave está en que todos lo que salen de las facultades consigan una plaza MIR para especializarse. En el caso de Castilla-La Mancha, hay dos facultades de Medicina, la de Albacete y la de Ciudad Real. Aunque sus egresados suelen destacar por sus buenos resultados en el examen de médico residente siempre se quedan médicos a las puertas y, por tanto, sin posibilidad de ejercer en la sanidad pública.

    Como ha explicado en numerosas ocasiones el Dr Matas, autor de los estudios de CESM, hay que hilar muy fino para resolver el problema de la Atención Primaria y no generar paro en el futuro. Habría que recuperar a todos los médicos que se quedaron sin plaza MIR y hacer atractivas, con contratos estables e incentivos económicos, las plazas de médicos rurales.

    Faltan plazas MIR

    «España necesita, ahora y durante unos años convocatorias con más plazas MIR de Medicina de Familia, para formar a los licenciados de años anteriores que no han conseguido plaza para formarse, posiblemente son unos tres mil a los que hay que sumar los aproximadamente siete mil y en aumento que terminan cada año y los más de 1.100 procedentes de Facultades de otros países que se especializan en España», subraya Matas.

    El riesgo de formar parados

    Pero pasados diez o quince años, no se necesitarán tantas plazas MIR de Medicina de Familia y es necesario realizar estudios demográficos más ajustados para ver las necesidades. «No podemos formar médicos para que trabajen dos meses en verano y ofrecerles contratos por horas, días, de lunes a viernes… por mucho que pueda interesar a algún gestor», concluye en una llamada a la reflexión.

    ▶️Los mejores también eligen Medicina de Familia

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *