• promoción nuevo mini
  • Neonatología, la especialidad pendiente

    La Neonatología, aun teniendo entidad propia en muchos países como área de especialidad dentro de la Pediatría desde mediados del siglo pasado, todavía no tiene un reconocimiento oficial en España.

    En este contexto, la Sociedad Española de Neonatología (SeNeo) recuerda que la «certificación oficial de los profesionales que prestan asistencia a los pacientes neonatales más críticos y complejos en nuestro medio público y privado resulta fundamental para garantizar los cuidados que necesitan los bebés prematuros, de los más frágiles del sistema sanitario y sobre los que se puede incidir con mayor impacto en su salud presente y futura».

    Desde la SeNeo se considera imprescindible la implantación de la Neonatología y su inclusión en el Real Decreto de Área de Capacitación Específica (ACE) por las siguientes razones:

    • La Neonatología ha experimentado un avance significativo en las últimas décadas, incorporando conocimientos y técnicas muy especializadas cuyo dominio requiere una formación específica por un periodo determinado de tiempo.
    • La Neonatología española mejorará sobre todo en calidad, ya que los futuros neonatólogos recibirán una formación reglada, en armonización con los requerimientos dentro del espacio europeo y en centros debidamente acreditados. Así, las plazas hospitalarias disponibles en unidades especializadas podrán ser cubiertas por pediatras que ostenten el diploma de la ACE en Neonatología.

    Mejorará la calidad de vida de los neonatos

    • El reconocimiento del trabajo que los neonatólogos ya vienen desarrollando contribuirá positivamente en la mejora de un servicio muy importante, permitiendo la mejora de la calidad de vida y reduciendo la morbimortalidad de los neonatos. Publicaciones recientes en revistas del máximo impacto internacional (New England Journal of Medicine, JAMA o The Lancet) demuestran cómo la supervivencia íntegra de los prematuros extremos depende de la formación y experiencia de los médicos y personal de enfermería que atiende a estos pacientes. Un descenso en la calidad supone la elevación de la mortalidad, pero también de la supervivencia de pacientes con discapacidades, que representan una carga personal, familiar y social además de un sobrecoste económico para el Sistema Nacional de Salud (SNS).

    Asignatura pendiente en la formación MIR

    • En la actualidad, la formación MIR no otorga el nivel de conocimientos y manejo de las técnicas suficiente para garantizar el dominio del área de Neonatología necesario para poder trabajar en las unidades de mayor complejidad, por lo que resulta imprescindible formar adecuadamente a los profesionales neonatólogos.
    • El espíritu de la troncalidad es avanzar en la excelencia del sistema formativo MIR, que es referente internacional de nuestro sistema sanitario. Una adaptación necesaria para seguir manteniendo ese alto nivel de formación de nuestros profesionales es introducir nueva formación a sub-especialidades existentes entre las que Neonatología es un claro ejemplo.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *