• Servicios de Neumología de Castilla-La Mancha, al límite

    Los servicios de Neumología de Castilla-La Mancha se enfrentan, con falta de personal, a la segunda oleada del coronavirus. Mientras, ven secuelas de la primera embestida y se recuperan de un esfuerzo sin precedentes. En este contexto, la Sociedad Castellanomanchega de Neumología y Cirugía Torácica (Socampar) advierte de que los servicios están al límite. Faltan personal y unidades de cuidados respiratorios. Además, la región pierde neumólogos porque Madrid ofrece mejores contratos.

    La región pierde neumólogos porque Madrid ofrece mejores contratos

    neumología castilla-la mancha coronavirus
    Imagen de archivo de una radiografía de tórax.
    • Toledo: los neumólogos dicen que están saturados. Han perdido a dos especialistas porque Madrid les ha ofrecido mejores condiciones. Talavera de la Reina tiene una plaza que no consigue cubrir.
    • Ciudad Real: también pide personal porque los ingresos están aumentando. Manzanares, Puertollano y Valdepeñas no han hecho nuevos contratos. Tomelloso está al 50%. Alcázar de San Juan sí ha conseguido un neumólogo más.
    • Albacete: la capital se enfrenta a dos bajas y necesitaría dos neumólogos más aunque cubriera a los que faltan. Villarrobledo ha hecho un contrato de un año y en Almansa han contratado a dos.
    • Cuenca: ha conseguido un neumólogo más.
    • Guadalajara: se mantiene.

    «La situación es horrorosa, todavía controlada, aunque a duras penas». Así ha resumido el contexto al que se enfrenta su especialidad el presidente de la Socampar, Raúl Godoy, quien ha advertido de que en Toledo sus compañeros están «saturados», mientras que en Tomelloso tienen la plantilla al 50% o en Albacete se enfrentan a un déficit de cuatro especialistas.

    Y es que no hay que olvidar que el coronavirus suele atacar a los pulmones, de ahí que los servicios de neumología hayan sido y son vitales. El problema es que los profesionales ven con impotencia que la segunda oleada toma fuerza y ellos, que aún no se han recuperado del primer esfuerzo, tienen que atender secuelas y nuevos pacientes con una importante falta de medios y personal.

    Godoy considera fundamental que todos los hospitales cuenten con unidades de cuidados respiratorios (UCRI), fundamentales para evitar el colapso de las UCI. Su objetivo es tratar la insuficiencia respiratoria grave con terapias no invasivas.

    Los servicios de Neumología de Castilla-La Mancha ya advirtieron en mayo que era el momento de prepararse para la segunda oleada. En septiembre, repiten el SOS cuando la región no baja de los setecientos contagios diarios y ha superado los 500 hospitalizados por COVID.

    Situación del coronavirus en Castilla-La Mancha

    Hemeroteca

    En mayo, Neumología ya advertía de que Castilla-La Mancha necesitaría un esfuerzo para hacer frente a la segunda oleada del coronavirus

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *