• Los pediatras advierten del regreso de virus e infecciones

    Después de las restricciones y las mascarillas, los pediatras advierten del regreso de virus e infecciones, fuera de sus estaciones habituales, que lleva a que los servicios de Pediatría se enfrenten a un momento de «gran complejidad». Así lo advierten con motivo del Día del Niño Hospitalizado.

    pediatras día niño hospitalizado

    La nueva realidad asistencial está condicionada por la pandemia por COVID-19. Además, en el último año han regresado patologías infecciosas que habitualmente implican la hospitalización. Por estos motivos, los servicios de Pediatría se enfrenten a un momento de gran complejidad.  Así se están produciendo picos de asistencia que generan una gran ocupación en las plantas de hospitalización a causa de procesos infecciosos agudos, como la bronquiolitis, o gastrointestinales, muchas veces relacionados con la vuelta al colegio.

    En los últimos años, con la mejora de la supervivencia en cuidados intensivos pediátricos y neonatales y el mejor desarrollo de terapias y técnicas, se ha producido un incremento del número de pacientes ingresados con una enfermedad crónica compleja, es decir, con una patología tan importante como para precisar atención pediátrica especializada u hospitalización prolongada durante más de 12 meses. 

    Bajo este concepto, se engloban muchas enfermedades, requiriendo medidas de soporte respiratorio, dispositivos para la alimentación o un catéter venoso central permanente, como recuerdan desde la Sociedad Española de Pediatría Interna Hospitalaria (SEPIH) con motivo del Día del Niño Hospitalizado, que se celebra este 13 de mayo.

    “Estos pacientes requieren una atención integral, no sólo de sus aspectos médicos, sino de sus necesidades psicológicas y sociales. También necesitan de un gran apoyo a sus familias, que son actores imprescindibles”, apunta el Dr Pedro J. Alcalá, presidente de la SEPIH.

    Más niños con enfermedades crónicas

    Pero además, como advierten desde la SEPIH, en la última década se observa un incremento del número de pacientes con necesidades continuadas de cuidados hospitalarios. “Además de todos los cuadros agudos, existe incremento muy marcado del número de niños con enfermedades crónicas y complejas. Aquí participan muchos especialistas e incluso centros, con el riesgo de fragmentación de la asistencia eso conlleva a las familias”, apunta el doctor Alcalá.

    La Pediatría Interna Hospitalaria trata de responder a estos retos a través de la mejor atención integral del niño hospitalizado. Y no sólo desde el punto de vista científico-técnico, sino incorporando la humanización o la atención centrada en la familia. Además, con formas innovadoras como la atención domiciliaria, tanto en pacientes agudos como en los crónicos.

    Cabe recordar que la Asociación Española de Pediatría representa a cerca de 14.000 pediatras.

    ▶️ Virus e infecciones cambian de estación

    ▶️¿Por qué se celebra el 13 de mayo el Día del Niños Hospitalizado?

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *