• Los pediatras exigen un mínimo de 10 minutos por paciente

    Apoyan a los médicos en huelga y advierten de una situación de deterioro sanitario común a prácticamente todo el país

    Los pediatras también reivindican en un contexto de deterioro de la sanidad pública. La Asociación Española de Pediatría (AEP) se solidariza con los compañeros en huelga y advierte en un comunicado de una situación de abandono común en la práctica totalidad del territorio. Los pediatras exigen tiempo para sus pacientes, con un mínimo de 10 minutos, así como que se cubran las bajas, permisos y vacaciones.

    Los pediatras también reivindican en un contexto de deterioro de la sanidad pública que consideran común a la práctica totalidad del país.
    Imagen de archivo.

    Llamamiento a todas las administraciones ante la precariedad y déficit de recursos

    La Asociación Española de Pediatría, que representa a 12.000 pediatras de toda España que trabajan en centros de salud y hospitales y a los profesionales de 14 sociedades de pediatría regionales y de 24 sociedades de especialidades pediátricas, manifiesta su total apoyo a las reivindicaciones de los pediatras que se han declarado en huelga en la sanidad pública e insta a las administraciones sanitarias a resolver con carácter urgente la situación de precariedad y déficit de recursos de la Pediatría en los diferentes ámbitos territoriales.

    La problemática de la asistencia pediátrica en Atención Primaria se extiende a prácticamente todo el país y ha sido denunciada reiteradamente por esta Asociación en los últimos 20 años. Hasta el momento, sin éxito.

    «Si la Atención Primaria no funciona se sobrecarga todo el sistema»

    «La Atención Primaria es imprescindible para atender al niño sano y asistir y filtrar los problemas de salud de la población infanto-juvenil. Si la Atención Primaria no funciona se sobrecarga todo el sistema: las urgencias, las plantas de hospitalización y las consultas de especialidades. Las repercusiones del abandono institucional que sufre el primer nivel asistencial ya se están dejando sentir en una mayor presión hospitalaria, como se ha constatado recientemente con el incremento del volumen asistencial en las unidades de urgencias y su impacto en el retraso de la atención a los pacientes. Si dejamos que la Atención Primaria se colapse, asistiremos al colapso del resto del sistema», advierte la AEP en un comunicado.

    Reivindicaciones de los pediatras

    • Agendas de citación de pacientes cerradas en Atención Primaria. La AEP considera imprescindible ajustar la ratio de visitas diarias a un número compatible con una prestación sanitaria de calidad. Exige para ello citas de un mínimo de 10 minutos de duración por paciente y, al menos, de 20 minutos en el caso de las revisiones del niño sano.
    • Suplencia de todas las ausencias. Las ausencias de pediatras por baja laboral, vacaciones e, incluso, reducciones de jornadas deben ser cubiertas por profesionales contratados como sustitutos. «Hay centros de salud en los que las ausencias no se suplen desde hace años», denuncia la AEP.
    • Incentivar las plazas de pediatría de difícil cobertura. Centros de zonas rurales, de localidades alejadas geográficamente y de áreas masificadas se enfrentan a una acuciante falta de pediatras al no resultar atractivos para los profesionales, que optan por elegir ubicaciones más ventajosas.
    • Horarios compatibles con la conciliación familiar. Desde hace años se extiende la asistencia pediátrica en largas jornadas en horario de tarde, que dificulta la conciliación para muchos profesionales.

    Llamamiento a las administraciones

    «La AEP y sus sociedades afiliadas hacemos un llamamiento a las administraciones sanitarias para que prioricen la adopción de medidas que mejoren las condiciones laborales de los profesionales de la pediatría y eviten la fuga de pediatras a otros países y al sistema sanitario privado».

    Una petición a sus pacientes

    Por último, piden a los pacientes, a sus familias y a la sociedad en su conjunto que empaticen y apoyen las reivindicaciones y movilizaciones de los pediatras que trabajan en el Sistema Nacional de Salud. «La situación de deterioro es insostenible y resulta crítico recuperar la salud de la atención pediátrica con medidas correctoras. Las decisiones que se adopten ahora redundarán en el beneficio de la salud, bienestar y seguridad de nuestros hijos», concluye el comunicado.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *