• Las prisiones afrontan el verano con el 40% de sus médicos

    La prisión de Albacete, como Ocaña 2, tiene dos médicos y las de Alcázar de San Juan y Cuenca, uno, lo que hace incompatible los descansos y vacaciones de los facultativos con la atención a los reclusos. El periodo estival y la pandemia por COVID-19 agravan la ya crítica situación sanitaria que se vive en las prisiones españolas. A la endémica situación de falta de médicos de prisiones -en la actualidad solamente están cubiertas un 40% de las plazas- se le ha unido ahora la irrupción de la llamada quinta ola.

    prisiones médicos

    «Esta sobrecarga laboral produce estrés y ansiedad»

    La quinta ola aún no ha tocado de lleno a las prisiones de Castilla-La Mancha, peroen el resto de España los casos de COVID son numerosos, generalmente de la variante India, y afecta mayoritariamente a personas vacunadas, principalmente con Janssen, que ha sido la más usada en prisiones.

    Además, esta quinta ola también ha afectado a los profesionales sanitarios, previamente vacunados, en algún caso con una clínica importante.

    En este contexto, prisiones como las de Cuenca tienen médico sustituto una hora al día en jornadas alternas. Así lo ha denunciado Pedro Antonio Martínez, de Sindicato Médico (CESM), quien ha denunciado en numerosas ocasiones tanto la indefensión de los reclusos como el hecho de nadie quiera ser médico de prisiones.

    Como CESM denunciaba en anteriores comunicados ya a finales de junio, son numerosos los centros penitenciarios que se han quedado con uno o dos médicos. En esencia, esto supone que durante el verano, en periodo de vacaciones, en estos centros habrá muchos días, tardes y guardias sin médico. Y eso implica, en muchos casos, el abandono de programas y consultas, haciéndose cada vez más medicina de Urgencias.

    «Esta sobrecarga laboral produce estrés, ansiedad y una enorme dificultad para desarrollar la actividad asistencial, con el consiguiente perjuicio para el paciente», advierte el Dr Martínez.

    Pese a todos estos condicionantes, advierte que «desde CESM Prisiones seguiremos luchando por una atención sanitaria a la población reclusa en condiciones de equidad e igualdad con las personas libres».

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *