• Tres psicólogos tratan de paliar el dolor en las residencias

    Las residencias de Castilla-La Mancha, donde han muerto más de 1.550 ancianos desde marzo, no dejan de sumar víctimas por el coronavirus, de ahí la importancia del apoyo de los tres psicólogos que intervienen desde el mes de julio, un profesional para Albacete y Cuenca, otro para Ciudad Real y Guadalajara y un tercero para Toledo, donde en la actualidad se concentra el grueso de los contagios y muertes COVID.

    En las residencias de Castilla-La Mancha han muerto más de 1.550 ancianos, según los datos de Sanidad

    psicólogos residencias Castilla-La Mancha

    Entre los trabajadores hay casos de estrés postraumático

    Los psicólogos se están encontrando con ansiedad y duelos complicados

    Estrés, ansiedad y depresión se agravan en un contexto de soledad y aislamiento. Los trabajadores sufren incluso estrés postraumático porque nunca se habían enfrentado a la muerte en semejantes dimensiones; los familiares están angustiados por la falta de información, por no ver al ser querido o por un duelo en el que han faltado todos los pasos tradicionales, y los internos se ven solos.

    En este contexto, el Colegio Oficial de la Psicología de Castilla-La Mancha ha puesto en marcha el Programa de soporte emocional a profesionales y familiares de centros residenciales de mayores.

    En colaboración con la Consejería de Bienestar Social, este programa pretende, como subraya su coordinadora, María del Mar Aguilar, paliar el dolor en las residencias de ancianos. No obstante, el psicólogo debería ser un profesional más de este entorno, ya que el objetivo es ayudar a los más de 3.500 profesionales que trabajan en estos centros, así como a sus más de 5.000 residentes y a sus familiares.

    María del Mar Aguilar, psicóloga coordinadora del programa.

    «Era necesaria un intervención de emergencia»

    Aguilar ha descrito situaciones para las que nadie está preparado. «No estamos acostumbrados a situaciones tan adversas. Los profesionales no tienen tienen a rehacerse; las familias no han velado a su muertos y en los internos se agravan las depresiones. Era necesaria un intervención de emergencia».

    Los psicólogos han desarrollado un total de 391 sesiones de atención psicológica individualizada y 92 conferencias online en los 51 centros titularidad pública, mediante la atención de estos tres psicólogos especializados en el área de mayores y en el ámbito sanitario.

    Por provincias, en Albacete han participado un total de 190 personas; en Ciudad Real, 112; en Cuenca, 13; en Guadalajara, 114 y en la provincia de Toledo, 168. En cuanto a sesiones de atención psicológica se han realizado un total de 147 en Albacete; 14, en Ciudad Real; siete, en Cuenca; 17, en Guadalajara y 206 en la provincia de Toledo.

    El programa de apoyo psicológico acaba en diciembre

    Este apoyo psicológico, que finaliza el próximo mes de diciembre, tiene como objetivos favorecer la expresión de emociones sobre situaciones vividas, favorecer el afrontamiento de situaciones de duelo, gestión de miedos y conflictos interpersonales, favorecer la resiliencia en situaciones adversas e intervenir en trastornos frecuentes como ansiedad, depresión, estrés post-traumático o duelos complicados.

    Hemeroteca

    «He visto a gente morir sola y la he acompañado»

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *