• ¿Qué podemos hacer con los antivacunas?

    Los antivacunas o padres contrarios a vacunar se han convertido en un problema de salud pública que va en aumento. Hace 55 años, con solo 3 gotas, como rezaba la campaña, empezaba la vacunación de polio en España. Se ponía coto así a un virus que mató a más de 6.000 niños e invalidó a 40.000. ¿Qué pasaría si aumentara la renuncia a la vacunación? El pediatra Roi Piñero, autor del libro ¿Eres vacunofóbico? Dime, te escucho, aconseja al personal sanitario sobre cómo actuar ante esta negativa.

    Una de las claves está en dar ejemplo.

    El principal argumento por el que los padres son reacios a vacunar a sus hijos es la presencia de mercurio y, sin embargo, «las vacunas en España no llevan mercurio». El Dr Piñeiro insistía a sus compañeros en una reciente conferencia en Albacete en que deben tener respuestas para los antivacunas, pero sin llegar a discutir o a menospreciar.

    «Las vacunas en España no llevan mercurio»

    Perfil de Twitter del Dr Piñeiro

    «No se trata de convencer ni discutir. Se trata de vacunar»

    «Si nos enfadamos con los padres, perjudicamos a los niños». Y es que la estrategia para un futuro que está cambiando, con casos de sarampión donde se creía erradicado, es sencilla: «No se trata de convencer ni discutir. Se trata de vacunar».

    Pero el caso es que los antivacunas se mueven mejor en las redes sociales que el personal sanitario. Se arman de una credibilidad sin aval científico que cada vez tiene más seguidores. Y es que este grupo de opinión suele ir acompañado de la homeopatía.

    Gratuitas y voluntarias

    La presencia de mercurio y aluminio, el miedo al autismo o la alteración de la inmunidad natural son los argumentos que tienen quienes se niegan a vacunar a sus hijos. En España, nadie puede obligarlos. Las vacunas del calendario oficial son gratuitas y voluntarias. Por tanto, el médico se tiene que armar de paciencia y empatía por el bien de sus pacientes.

    A juicio del Dr Piñeiro, la evidencia científica, a través de los profesionales, tiene que ganar peso en la opinión pública, lo que pasa por una mayor presencia tanto en los medios de comunicación como en las redes sociales. Aunque un pediatra nunca va a tener mayor impacto que el presidente de Estados Unidos o que un locutor, muchos sí pueden cambiar los bulos que han movido ambos.

    Ejemplo

    También es fundamental que el personal sanitario se vacune, como le aconsejan todos los años, y que esa imagen sea visible tanto en las redes sociales como en los medios de comunicación.

    También le puede interesar:

    Los bulos minan las campañas de vacunación

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    2 comentarios

    1. Mandarlos a Marte

    2. Yo no soy antinada,pero con 49 años nunca me han vacunado de nada.Cosas de mis padres.Mi salud es perfecta nunca he tenido ningún resfriado.No tengo hijos,pero yo los hubiera vacunado.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *

    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!