• Radiografía a la compra de Santa Cristina por Quirón

    La CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) ha acordado la aprobación de la adquisición por parte de Helios Healthcare Spain S.L.U. (Grupo Quirón) del negocio sanitario de la Clínica Santa Cristina (CSC) en Albacete. Pero la CNMC vigilará el proceso durante cinco años. En julio de 2018, fuentes de la clínica aseguraron a Diario Sanitario que conservará su nombre y su capilla, y que las obreras de la Cruz seguirán viviendo en la última planta.

    Santa Cristina Quirón

    Competencia estará vigilante durante cinco años

    Esta decisión se ha adoptado, según ha matizado la CNMC, «tras una intensa investigación en segunda fase». Así, va a acompañada de un paquete completo de compromisos dirigidos a mejorar la calidad en la prestación privada de servicios médicos; evitar el encarecimiento de precios y garantizar el acceso de competidores en los hospitales de Quirón. Su cumplimiento se vigilará durante cinco años (C/0966/18) 

    Desaparece el único competidor privado del Grupo Quirón en la provincia

    Con esta adquisición, tal y como informa la CNMC, desaparece el único competidor privado del Grupo Quirón en la provincia, por lo que tendrá el monopolio en la prestación privada de servicios sanitarios con internamiento.

    Por esta razón, la CNMC ha realizado una investigación a fondo y tras sucesivas propuestas ha aceptado un paquete de compromisos dirigidos a evitar todos los riesgos y efectos adversos sobre la competencia identificados. La CNMC vigilará el cumplimiento de estas garantías, que Grupo Quirón no podrá modificar sin previa autorización, hasta 2024.

    Se preservará la atención que se presta en la actualidad a los pacientes de la sanidad pública

    Este paquete de compromisos está dirigidos a mejorar la calidad en la prestación privada de servicios médicos; garantizar el acceso de competidores en servicios médicos en los espacios hospitalarios del Grupo Quirón y mantener la relación con los existentes. Además, se preservará la atención que se presta en la actualidad a los pacientes de la sanidad pública para evitar colapsarla o empeorarla; y se promoverán nuevas especialidades y mejoras en la gestión. Por último, Quirón se compromete a una vigilancia anual de los precios para evitar un encarecimiento de la colaboración con el sector público y con el sector privado.   

    Test de mercado

    Para ello, la CNMC realizó un primer test de mercado dirigido a conocer la opinión de competidores, aseguradores, Administraciones Públicas y otros agentes afectados por la operación. En octubre acordó el paso de la operación a “segunda fase”, con el objetivo de realizar un análisis en profundidad de los posibles efectos adversos para la competencia derivados de la operación.

    Problemas de competencia

    En enero, la Dirección de Competencia elaboró un pliego de concreción de hechos en el que se identificaron 3 posibles problemas de competencia:  reducción de la calidad (incluida la reducción de especialidades y de especialistas), incremento de los precios y problemas de acceso. Dichas cuestiones se identificaron en tres mercados: la prestación privada de servicios sanitarios a pacientes privados con internamiento, la prestación privada de servicios sanitarios a pacientes derivados de la sanidad pública y el mercado de alquiler y cesión de espacios con internamiento (fundamentalmente, quirófanos).

    Garantía de calidad

    La gran mayoría de los compromisos presentados están dirigidos a evitar una reducción en la calidad de los servicios y a garantizar la colaboración existente en la actualidad con la sanidad pública. En este sentido, Quirón se ha comprometido a implementar indicadores de calidad generales y específicos. Así como a obtener el certificado ISO 9001 en todo el centro Clínica Santa Cristina.

    En cuanto a su relación con los profesionales sanitarios, Quirón se ha comprometido a mantener la relación jurídica actual con todos ellos, así como a garantizar el acceso a los espacios sanitarios. El grupo sanitario realizará una inversión de 1,5 millones de euros en mejora asistencial en los próximos tres años.

    El grupo sanitario realizará una inversión de 1,5 millones

    Asimismo, Quirón va a mantener la cartera de servicios global de los dos centros y abrirá una serie de servicios nuevos que no se prestaban hasta la fecha en Albacete por parte de la sanidad privada.

    Para garantizar la colaboración con la sanidad pública en las actuales condiciones, Quirón se compromete a prestar al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), la misma cartera de servicios que presta en la actualidad y a no empeorar los indicadores de calidad asistencial con respecto a los pacientes derivados de la sanidad pública; así como a no cerrar determinadas especialidades, entre otras, las que no son prestadas por el Hospital General de Albacete.

    Vigilancia de los precios

    Algunos de los compromisos permiten asimismo evitar un posible incremento de precios: mantenimiento de los profesionales sanitarios que venían prestando sus servicios en ambos hospitales y el acceso a los espacios sanitarios en las condiciones anteriores a la operación; la no cesión de las claves médicas y el mantenimiento de la cartera de servicios y las inversiones comprometidas, especialmente aquellas dedicadas a la implantación de las nuevas especialidades.

    Adicionalmente, Quirón se ha comprometido a suministrar datos detallados de la evolución de precios de forma anual de los alquileres de consultas y quirófanos y de los precios de los 10 procesos con mayor facturación de los servicios a pacientes privados y a pacientes públicos. Esto permitirá a la CNMC la supervisión constante y la detección de subidas de precios que pudieran ser consideradas abusivas, en aplicación del artículo 2 de la Ley 15/2007, de Defensa de la Competencia.

    Alquiler a terceros 

    Por último, en cuanto al riesgo de cierre de mercado frente a otros competidores reales o potenciales, Quirón se ha comprometido al mantenimiento de las relaciones jurídicas con los profesionales sanitarios que ya estaban prestando sus servicios en dichos hospitales y a garantizar el acceso de los profesionales médicos que estaban alquilando espacios en Quirón.

    Asimismo, se ha comprometido a mantener la colaboración con la sanidad pública de forma que no condicionará los actuales conciertos servicios con el Sescam a la contratación de otros nuevos y no denegará procesos que en la actualidad tiene vinculados.

    Quirón se ha comprometido a mantener en las condiciones actuales su relación con Mansilla, entidad competidora que presta actualmente servicios de pruebas diagnósticas al SESCAM desde las instalaciones de Clínica Santa Cristina

    Consulte los antecedentes de la operación aquí

    Cuadro resumen de los compromisos

    También le puede interesar:

    Santa Cristina, medio siglo de historia

    Conservará el nombre y la capilla

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *

    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!