• Los riesgos psicológicos del médico interno residente

    Este 25 de enero se celebra el temido examen MIR, que abre la puerta de la residencia a miles de jóvenes brillantes, sin embargo, esta carrera vocacional tiene letra pequeña. El médico interno residente se enfrenta a mayores riesgos de consumo intensivo de alcohol, depresión y ansiedad que el resto de la población. Cuando enferma, utiliza vías alternativas de atención y, a menudo, se automedica. Además, es frecuente que acuda a trabajar estando enfermo. Así se ha puesto recientemente de manifiesto durante la Jornada la Salud del Médico Interno Residente organizada por el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM)

    riesgos médico interno residente

    El periodo de aprendizaje de los MIR es, en determinadas ocasiones, proclive al estrés debido al complejo contexto asistencial y a ser una etapa emocionalmente difícil, algo que puede derivar en el desarrollo de enfermedades de salud mental y adicciones si no se detecta a tiempo y se dotan de las herramientas necesarias.

    Según los datos del Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) , en los dos últimos años, 2017-2018, se ha atendido 877 nuevos casos, de los cuales 162 son menores de 30 años. Se trata de uno de los segmentos que más ha aumentado en los últimos años.

    De los MIR con malestar psicológico, el 45 % se encuentran en el primer año de residencia

    Sobre la muestra extraída del PAIME y los datos recogidos a través de los Colegios de Médicos de España se evidencia que de los 877 nuevos casos atendidos durante 2017-2018, 162 son menores de 30 años, un 15 %, del total.

    La distribución por sexo coincide con los datos generales, siendo la prevalencia mayor en mujeres (61%) que en hombres (39%).

    Entre las especialidades, es mayor la incidencia en la Medicina Familiar y Comunitaria; seguida de Psiquiatría y prevalecen los casos por enfermedad mental (74,4%) más que adiciones (25%), incluyendo las adiciones sin sustancia. Asimismo, solo 10% de los registrados requirieron ingreso, en comparación con 20% de la muestra global y se evidencia que el 87 % de los MIR atendidos se reincorporan a su plaza una vez recuperados.

    Por otro lado, según el centro de estudios CESM la distribución por año de MIR es aproximadamente del 25% en el primer año de residencia, y es precisamente, en este periodo, donde se concentra el mayor número de MIR que padecen malestar psicológico, siendo un 45% del total.

    Los diagnósticos más frecuentes son los trastornos adaptativos y afectivos

    Así, los diagnósticos más frecuentes son: trastornos adaptativos (39,1%), trastornos afectivos (23%), trastornos de ansiedad (18%), adicciones (5,7%), trastornos de personalidad (3,9%) y trastornos psicóticos (2,1%).

    Asimismo, los trastornos afectivos aumentan a lo largo de toda la residencia en mujeres, así como la auto prescripción de psicofármacos. Sin embargo, el consumo de alcohol en hombres mengua a lo largo de la residencia, aunque es mayor en los primeros años.

    Sufrimiento emocional

    El director de la Fundación Galatea, Antoni Calvo, explicaba en la jornada que, a pesar de que no es una situación alarmante, sí que existe preocupación ante el sufrimiento emocional de muchos profesionales jóvenes de la salud (en este caso, médicos residentes) y la limitación de recursos y de habilidades que presentan para hacerle frente. Esta preocupación tiene como contrapunto el hecho de que se trata de profesionales muy preparados y muy competentes desde el punto de vista técnico.

    Un largo camino

    En este contexto, la Dra Alicia Córdoba recordaba que “para hablar de la salud del MIR primero vamos a remontarnos a los inicios del estudiante de Medicina, donde para entrar se exigen notas en torno a 12 puntos, seguida de una carrera de 6 años, donde nos enseñan muchos conocimientos teóricos y científicos, pero como decía el Dr Josep de Letamendi, el médico que sólo sabe de Medicina, ni Medicina sabe”.

    «Esto continua con el examen MIR, que evalúa conocimientos teóricos y que nos permite obtener un número de orden, que no te hará ser ni mejor ni peor médico pero que marcará tu futuro profesional por la importancia que tiene, y en torno a este examen gira el miedo a equivocarnos al elegir, a no saber cuál es la mejor unidad docente o en la que más vamos a investigar…”.

    Por su parte, la Dra Candela Pérez, autora de la tesis “El médico residente como paciente” de la Universidad de Zaragoza puntualizaba que “los médicos residentes tienen un buen estado de salud general”.

    El papel de los tutores y jefes docentes es fundamental para abordar la enfermedad en los MIR, que puede tener repercusiones para su futuro profesional, el sistema sanitario y los pacientes.

    La responsabilidad del MIR

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *

    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!