• Roban veinte endoscopios del Servicio de Digestivo

    El Hospital General Universitario de Albacete ha confirmado el robo de veinte endoscopios, valorados en cientos de miles de euros, en el Servicio de Digestivo, situación que el centro, según ha asegurado, ha puesto en conocimiento de la Policía Nacional. Se trataría de una banda organizada. No obstante, los hospitales españoles son víctimas desde hace años de una oleada de robos de este tipo de material.

    robo endoscopios
    El robo de endoscopios se ha repetido en otros hospitales españoles.

    Los ladrones habrían entrado de madrugada, aunque fue a las 8 de la mañana del miércoles cuando el Servicio de Digestivo, según ha confirmado el centro sanitario, se habría dado cuenta de que habían forzado puertas y se habían llevado veinte endoscopios y un procesador.

    Detenciones por robo de endoscopios en otros hospitales

    Cabe señalar que el 13 de septiembre de este año el Ministerio del Interior informaba de la detención de siete personas que sustraían principalmente endoscopios –material médico de gran valor económico en el mercado- en hospitales, policlínicas y centros de salud de España y otros países europeos, para su posterior remisión a Colombia a través de una empresa de paquetería.

    Una vez en Colombia, los efectos eran recogidos por otros miembros de la organización que se encargaban de volver a introducirlos en el mercado, a través de empresas o portales de Internet que lo vendían a países como Estados Unidos o de nuevo a Europa, así como al blanqueo de capitales de los beneficios.

    Para cometer los robos, la organización se distribuía en células itinerantes de 3 a 6 personas que viajaban por toda Europa, hospedándose por temporadas de hasta seis meses y desplazándose varios miles de kilómetros para delinquir.

    Albacete

    En el caso de Albacete, hay que tener en cuenta que la entrada al centro sanitario es libre, por lo que cualquier persona tiene acceso a las plantas y zonas de consulta. De hecho, no es la primera vez que se denuncia un robo, ya que los han sufrido tanto pacientes como personal sanitario. Eso sí, hasta ahora no pasaban de hurtos de delincuentes conocidos.

    La seguridad del centro ha llegado a calcular que en un día pueden circular 14.000 personas por el Hospital General Universitario de Albacete, de ahí que se aconseje tanto a profesionales como a pacientes que tengan cuidado con los objetos de valor.

    El año pasado se detenía a dos individuos que habían robado hasta en cuatro ocasiones, llevándose, incluso, una flauta travesera o el ordenador portátil de un paciente, sin olvidar que en 2018 también se forzó el quiosco de la ONCE.

    Seguridad

    En estos casos, la seguridad del centro funciona, pero poco puede hacer. La seguridad del hospital los retiene, la Policía Nacional los detiene y llegan a declarar ante el juez, pero si se trata de un hurto, es decir, si no ha habido violencia o intimidación, si no han roto nada en el momento de llevarse lo que no era suyo, estarán en libertad hasta el día del juicio. El abogado Antonio Manuel Núñez-Polo explicaba además con motivo de los robos del año pasado que si el objeto que se han llevado vale menos de 400 euros es un hurto con una pena ínfima.

    En este último caso, el robo no tiene nada que ver con los anteriores, ya que se trataría de una banda organizada de origen extranjero cuyo botín va más allá del hurto en una taquilla o en una habitación. De hecho, se trata de un robo, con fuerza, ya que los endoscopios estaban bajo llave, y de un botín de cientos de miles de euros.

    En Valladolid doce días antes

    Otra prueba de que el caso de Albacete forma parte de una oleada es que el 10 de octubre el periódico El Norte de Castilla informaba de un hecho similar. Tres individuos de rasgos latinos, comunicados entre ellos con pinganillos y a plena luz del día, robaban en el Hospital Río Hortega de Valladolid doce endoscopios del Servicio de Digestivo. En este caso, aprovecharon la hora del café.

    ¿Qué es un endoscopio?

    Durante una endoscopia, el médico inserta una herramienta denominada endoscopio en el cuerpo de una persona. La mayoría de los endoscopios son tubos delgados con una potente fuente de luz y una cámara miniatura en el extremo que permite al médico ver qué pasa en el interior del cuerpo humano sin abrir (Fuente: cancer.net).

    Hemeroteca:

    Ladrones de hospital

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *