• promoción nuevo mini
  • Rodríguez Padial pone ‘corazón’ a la Academia de Medicina

    Su discurso de ingreso se centrará en la prevención cardiovascular

    El jefe del Servicio de Cardiología de Toledo e inminente presidente de la Sociedad Española de Cardiología, el Dr Luis Rodríguez Padial, entra este 29 de septiembre, Día del Corazón, en la Academia de Medicina de Castilla-La Mancha. Su discurso de ingreso se centrará en la historia de la prevención cardiovascular. Llega a la institución, como sus compañeros, para impulsar el desarrollo de las Ciencias Médicas, así como para convencer a las instituciones de que la región debe salir de la cola de inversión en investigación.

    «He vivido toda una revolución de la Cardiología»

    • El acto de ingreso del Dr Rodríguez Padial en la Academia de Castilla-La Mancha tendrá lugar este miércoles, 28 de septiembre, a las 18.00 horas, en el Antiguo Ayuntamiento. Impartirála conferencia de ingreso: ‘La Medicina entre dos siglos: historia de la prevención cardiovascular’. La contestación correrá a cargo de Francisco Zaragoza García, catedrático de Farmacología y académico de número de la Academia de Medicina de Castilla y León.

    El mejor tratamiento para una enfermedad coronaria es prevenirla

    Firme defensor de prevenir antes que curar, el Dr Rodríguez Padial no se cansa de repetir que controlar hipertensión y colesterol son la clave para mantener un corazón sano. Así, a sus 64 años, no ha fumado nunca, practica ejercicio físico y controla la dieta, rebajando la sal, para seguir, como hasta ahora, sin medicación alguna. Y es que si bien reconoce: «He vivido una revolución de la Cardiología», el mejor tratamiento frente a un infarto es no llegar a sufrirlo.

    Natural de Rus, un pueblo jienense, Luis Rodríguez Padial estudió Medicina en Granada y se especializó en Cardiología en Madrid, en el Hospital Ramón y Cajal. Lleva cerca de cuatro décadas viendo cómo su especialidad avanza a base de esfuerzo e investigación, revirtiendo las arritmias o poniendo válvulas mitrales e incluso aórticas sin necesidad de abrir.

    El corazón, la bomba que todo lo mueve, es tan complejo que no bastan los seis años de la carrera de Medicina y los cinco de especialidad. Por ejemplo, el cardiólogo que lleva a cabo los cateterismos necesita sumar a su formación dos años más. De hecho, Rodríguez Padial reconoce hoy que no hay día que no tenga que estudiar.

    Así, su especialidad es el corazón y, como este órgano, el centro de cualquier hospital. Pocos servicios pueden prescindir del apoyo del cardiólogo y al revés.

    El tabaco, el sedentarismo, la obesidad o el alcohol siguen siendo los caballos de batalla, pero si el paciente que llega al cardiólogo dentro de las cuatro primeras horas del infarto tiene todas las de ganar.

    Luis Rodríguez Padial aterriza en la Academia de Medicina de Castilla-La Mancha con el aval de cuatro décadas de estudios médicos durante los cuales, creyendo en Dios y en la Ciencia, ha investigado para demostrar cómo vivir más y mejor.

    Académicos

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *