• La sala de Urgencias donde nadie quiere acabar

    Hay una sala, llena de camillas y sillones, donde los pacientes reciben tratamiento codo con codo. Es el limbo entre unas Urgencias saturadas y un hospital al límite de su capacidad. Las enfermeras temen acabar ahí y salir del turno desbordadas. Mientras, los pacientes asumen que a su dolor se suma la falta de intimidad y la pérdida de cualquier atisbo de comodidad. El Colegio de Médicos de Albacete vuelve a pedir una solución urgente para esta sala, conocida ya como el «asfixiadero».

    sala de urgencias
    Imagen de la zona de tratamientos, en Urgencias.

    Aunque las promesas políticas hablen de tiempos máximos de espera en Urgencias por Ley, el Hospital General Universitario de Albacete tiene un problema de falta de espacio y personal que no se solucionará legislando sino invirtiendo y mejorando la gestión.

    Los pacientes reciben tratamiento codo con codo, sin intimidad ni medios para evitar contagios

    Así lo entiende el Colegio de Médicos, precursor de la Plataforma por un Hospital Público Digno. Y es que a las habitaciones con tres camas se les suma la falta de espacio en Observación y Cuidados Intensivos.

    No hay zona de aislamiento para enfermos inmunodeprimidos

    Además, si problemática es esta sala de tratamientos, donde no se pueden tomar medidas para evitar contagios, no lo es menos la zona de aislamiento de Urgencias. Y es que, como no hay espacio para los enfermos inmunodeprimidos, estos tienen que esperar en un pasillo sin supervisión alguna.

    sala de urgencias
    Sillones y camillas comparten espacios.

    El Colegio de Médicos insiste en que la solución no puede esperar

    A pesar de que la peor época, la de la gripe, ya ha pasado, las Urgencias del Hospital General Universitario pueden estar un día de diario, por la mañana, al límite.

    Hay que tener en cuenta que las Urgencias de los 14 hospitales de Castilla-La Mancha atienden una media de 2.500 pacientes al día. En este contexto, Albacete se ha enfrentado este invierno a una media de 500 enfermos en 24 horas, lo que, sumado a su falta de espacio, dibuja una situación que, a juicio del Colegio de Médicos, no puede esperar a que llegue una ampliación prometida desde hace más de una década.

    También le puede interesar:

    ¿Dónde está la intimidad del paciente?

    Anuncio sobre Urgencias hospitalarias

    3 comentarios

    1. Es un infierno la sala de camillas, y si aparte eres de un pueblo y el alta es en ambulancia, pues puedes rezar a la virgen de Lourdes para que no tengas que estar un día entero en esa habitación depresiva.

    2. És una pena ý es una triste realidad que este pasando esto.en urgencias y estas salas .que es de lo peor que hay.,y que no tengan intimidad los enfermos..y muchos acaben ahí.yterminen mal
      ¿ dónde está el Hospital nuevo.que esta hecho y ahí está demas..es urgente señor presidentePages.urge..¿ que esta pasando con el Hospital?.por favor haga algo.que están todos apiñados..
      Gracias

    3. Desde luego las personas deben estar en una ubicación adecuada con medios suficientes, pero el paciente no pierde la dignidad cuando entra en una sala pequeña, sin intimidad y carente de medios, de esto se encargan ciertos trabajadores, generalmente auxiliares, con el trato vejatorio que brindan a los enfermes. A medida que se deteriora su estado de salud se acrecienta su falta de humanidad. Y el colmo de la deshumanización se lo lleva el capellán de Virgen de la Salud. He perdido a mi padre en ese hospital y he conocido la vergonzosa e indigna sanidad que tenemos para nuestros mayores.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *