• Salud Pública analiza más de 270.000 piezas de caza

    Los servicios de Salud Pública han analizado, solo en Toledo, 270.003 piezas cárnicas durante la pasada temporada de caza. El objetivo es garantizar la seguridad alimentaria y de comercialización. Y es que estos productos cárnicos se consumen en todo el territorio nacional, además de exportarse a varios países europeos.

    Pixabay

    Veterinarios de Sanidad analizan las piezas de caza para garantizar la seguridad e higiene alimentaria

    Durante la temporada de caza 2017-2018, los servicios de Salud Pública de veterinarios oficiales de la Dirección Provincial de Sanidad inspeccionaron  un total de 270.003 piezas de caza para garantizar la seguridad e higiene alimentaria, de consumo humano y comercialización, de este tipo de carne.

    La carne de caza de este sector de la provincia de Toledo se consume en todo el mercado nacional. También se exporta, en su mayoría, a países europeos, como Alemania, Francia y los Países Bajos, principalmente.

    Las partidas de carne son analizadas para detectar posibles enfermedades

    Una vez que las piezas llegan al establecimiento de manipulación, los veterinarios se encargan de comprobar la documentación que acompaña a cada partida, de inspeccionar los canales y de realizar análisis para la detección de enfermedades.

    También controlan el proceso de despiece, envasado y expedición, velando porque las instalaciones se mantengan dentro de las condiciones de higiene que exigen las normativas.

    Asimismo, del volumen total de piezas inspeccionadas, 55.493 son de caza mayor, jabalíes, ciervos, gamos, muflones y corzos. El resto, un total de 214.510 piezas, son de caza menor. Principalmente perdices, liebres, conejos, palomas y tórtolas.

    36 animales fueron decomisados por tuberculosis y 90 por triquinosis

    Cuando se observan lesiones de enfermedades zoonóticas en alguna pieza, éstas son decomisadas. Del total inspeccionado en la provincia 36 animales fueron decomisados por tuberculosis y 90 por triquinosis.

    Durante los meses de caza los servicios veterinarios oficiales se refuerzan

    La directora provincial de Sanidad, María del Prado Carretero, ha explicado que, durante los meses de duración de cada temporada de caza, estos servicios veterinarios oficiales se refuerzan con la contratación de cuatro veterinarios más.

    Establecimientos de inspección

    En la provincia de Toledo están registrados un total de 315 lugares de evisceración y locales de inspección, donde se llevan a cabo in situ las inspecciones previas de las piezas abatidas y son documentadas para su traslado a los establecimientos de manipulación de carne de caza autorizados.

    El mayor número de inspecciones se registran en Los Yébenes, Ventas con Peña Aguilera, Navahermosa y Torrijos

    En total son once los establecimientos de manipulación de caza autorizados en la provincia, de los cuales en cuatro se manipula exclusivamente caza mayor, en tres sólo caza menor y en otros cuatro tanto caza mayor como menor.

    De estos establecimientos, el mayor número de inspecciones se registran en Los Yébenes, Ventas con Peña Aguilera, Navahermosa y Torrijos.

    Actualmente se están cerrando los datos de la temporada de caza 2018-2019, centrada principalmente entre los meses de octubre y febrero.

    También le puede interesar:

    Salud Pública, en alerta con las setas

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *

    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!