• «El ejercicio físico es un hecho probado frente al alzhéimer»

    El neurólogo Tomás Segura explica qué puede hacer hoy un paciente frente al alzhéimer

    En la actualidad, el diagnóstico del alzhéimer no se puede confirmar al cien por cien en una persona viva. Además, no hay fármaco que lo frene, pero el jefe del Servicio de Neurología de Albacete, el Dr Tomás Segura, es optimista. En su opinión, la clave ahora está en ganarle tiempo a la enfermedad, porque el medicamento aprobado en Estados Unidos, si bien no es la respuesta, abre las puertas para que aumenten inversión e investigación.

    segura alzhéimer
    En la imagen, de archivo, el Dr Tomás Segura, jefe de Servicio y profesor de la Facultad de Medicina.

    Dejar el tabaco, hacer ejercicio y controlar la tensión, claves frente a la demencia

    Ahora mismo, el paciente que llega al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) con la llamada ‘marca alzhéimer’ tiene tres caminos de probada eficacia. Con una punción lumbar y una serie de test, el neurólogo puede diagnosticar la enfermedad con un 95% de probabilidades de acierto.

    Llegados al punto del diagnóstico, el especialista, como ha recordado el neurólogo albaceteño, no tiene un fármaco que frene la enfermedad, de ahí que le aconseje al paciente empezar por dos de los tres caminos de probada eficacia para ganar tiempo. Así, para retrasar la llegada de la demencia, las claves estarán en practicar ejercicio físico tres o cuatro días a la semana y controlar el riesgo vascular, es decir, la tensión o la diabetes si la hubiera.

    Tres claves

    • Ejercicio físico.
    • Control del riesgo vascular.
    • Fármacos para ‘exprimir’ neuronas.

    Si el paciente deja el tabaco; lleva una dieta equilibrada; controla la tensión, el azúcar y el colesterol, así como practica ejercicio, estará retrasando la aparición de la demencia. Y una vez que ésta aparezca, queda un tercer camino compatible con los anteriores, medicar al paciente con fármacos que, como explica Segura, «exprimen las neuronas que aún funcionan, hacen que trabajen más».

    Y es que el Dr Segura, como la mayoría de los neurólogos, duda que el fármaco aprobado en Estados Unidos sea la cura frente al alzhéimer o la medicación que lo frene, pero debido a su precio, astronómico, moverá a las farmacéuticas. De hecho, el especialista albaceteño cree que los tratamientos que frenen esta enfermedad tan prevalente están a un lustro de distancia.

    ‘Aduhelm’, el fármaco que ha devuelto la esperanza

    En este contexto, el Grupo de Estudio de la Neurología de la Conducta y Demencias de la Sociedad Española de Neurología (SEN) ya ha aclarado que el nuevo medicamento contra el alzhéimer aprobado por la Agencia Norteamericana del Medicamento, comercializado como ‘Aduhelm’ por Biogen, aunque no sea la cura, «ofrece esperanza». Porque, como opina Segura, lo más probable es que este fármaco «ayude a movilizar más recursos en la lucha contra la enfermedad, por parte de las agencias financiadoras y la industria».

    Además de los datos que proporcione Biogen durante los próximos años, es relevante reseñar que otros dos fármacos, de características muy similares, de las farmacéuticas Roche (gantenenumab) y Eisai (lecanemab) se completarán entre 2023 y 2024.

    ¿Neurólogo o geriatra?

    En el Día Mundial del Alzhéimer, el Dr Segura ha recordado que el servicio de referencia para esta enfermedad es el de Neurología. Así, ha pedido a los médicos de Atención Primaria que, antes de derivar al paciente al Geriatra, empiecen por Neurología si ven indicios de deterioro cognitivo. No obstante, ha reiterado que no por ello los geriatras dejan de ser imprescindibles para tratar íntegramente al anciano.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *