• La proeza de Sergio, el escalador ciego con autismo

    Hay personas que han nacido para romper moldes, como el escalador ciego, con trastorno del espectro autista (TEA), Sergio Aznárez Rosado, campeón de España de Paraescalada. Pianista, ciclista, escritor y actor son sólo algunos de los títulos de un joven al que el hecho de nacer sin globos oculares no le ha frenado nunca. De hecho, se hacía con el Campeonato Nacional de Paraescalada la primera vez que competía.

    Hay personas que han nacido para romper moldes, como el escalador ciego, con trastorno del espectro autista (TEA) Sergio Aznárez.

    Es el protagonista de ‘La sonrisa verdadera’

    Aznárez se dio a conocer al mundo con un libro y un documental, La sonrisa verdadera, que narra una aventura de miles de kilómetros en bicicleta con su hermano, pero sus retos no acabaron ahí. Este madrileño nació hace 38 años sin globos oculares. A los seis años le diagnosticaron autismo, lo que no le impidió dar sus primeros pasos como alumno en colegios de Cuenca y Toledo hasta que a los 12 años lo admitieron en el colegio de la ONCE de Madrid.

    En Cuenca recibe clases de piano y percusión, practica natación, ciclismo, spinning, asiste a clases de yoga y canta en un conjunto vocal. Es el protagonista y verdadero autor de ‘La sonrisa verdadera’, libro y documental que no dejan de acumular premios.

    Sin embargo, si La sonrisa verdadera dejó sin habla a cuantos la leyeron y vieron en 2015, en 2024 el director Deportivo de Amiab, Juan Miguel Cano, ha subrayado que “es histórico que una persona ciega total con TEA participe en este campeonato”. No obstante, el deportista ha contado con una entrenadora excepcional, Paloma Picher, que ha trabajado con él “para seguir avanzando sin límites”. Además, Sergio Aznárez cuenta con una familia que le ha brindado su apoyo desde el principio.

    Avanzar sin límites

    Hay personas que han nacido para romper moldes, como el escalador ciego, con trastorno del espectro autista (TEA) Sergio Aznárez.

    La prueba solo estaba adaptada a personas con discapacidad física, por eso Sergio ha competido en categoría B1, ciego total, es decir, que esta Federación no ha tenido en cuenta que tenga TEA.

    Picher ha destacado que “en la final y en su categoría Sergio competía solo, ha estado un poco nervioso porque había muchas presas, es todo nuevo, mucha gente, es un ambiente más festivo, ya que es en la calle, pero ha disfrutado un montón”. En cualquier caso, más allá del resultado, lo importante es la participación en esta competición, demostrando que se pueden seguir superando límites.

    • La Sonrisa Verdadera es el relato de un viaje, protagonizado por Sergio y su hermano, de 1.300 kilómetros en tándem.
    Imagen: Paula Arbide.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *