• El Sescam se enfrenta a una indemnización millonaria

    Un juzgado de lo Penal de Ciudad Real ha condenado a una matrona y a un ginecólogo, así como al Sescam y a las compañías aseguradoras Mapfre y Zurich, a una indemnización de más de cinco millones de euros para los padres de una niña por el deficiente seguimiento de un parto en el Hospital Gutiérrez Ortega de Valdepeñas (Ciudad Real). Como resultado de la imprudencia, la menor padece un severo daño neurológico.

    sescam indemnización

    Condenan a un ginecólogo y una matrona como autores de los delitos de lesiones por imprudencia profesional menos grave

    La sentencia, según los argumentos de los Servicios Jurídicos de la Asociación ‘El Defensor del Paciente’, condena a un ginecólogo y a una matrona como autores de los delitos de lesiones por imprudencia profesional menos grave a la pena de nueve meses de multa a razón de una cuota diaria de diez euros.

    Año 2012

    Los hechos se remontan al año 2012. La madre acudió el 14 de octubre al Hospital Gutiérrez Ortega de Valdepeñas con síntomas de parto después de un embarazo normal, el tercero. Durante el control de la evolución del parto, la matrona decidió prescindir de una de las dos cinchas que se utilizan para la monitorización de la frecuencia cardíaca fetal y el control de la dinámica uterina del sistema Eco-Doppler, sistema que tiene por finalidad la detección de los signos precoces indicativos de una posible pérdida de bienestar fetal. Esa decisión, tal y como ha subrayado El Defensor del Paciente, impidió que se controlase la situación física del feto.

    El abogado Francisco Fernández-Bravo ha insistido en que: “tampoco se dio importancia a los 26 episodios de disminución de la frecuencia cardiaca del feto, a niveles de 80 e incluso 60 latidos por minuto que se marcan en el registro gráfico ni a las 9 anotaciones de bradicardia que quedaron impresas en dicha tira, esto es, descensos de la frecuencia cardiaca fetal, claras e inequívocas señales de alarma”.

    La recién nacida sufrió un grave y severo daño neurológico por falta de oxígeno

    La recién nacida sufrió un grave y severo daño neurológico como consecuencia de la falta de oxígeno, causada por el descenso repetido y mantenido de la frecuencia cardiaca fetal.

    En la actualidad, la menor presenta encefalopatía hipóxico-isquémica con parálisis infantil grave de predominio distónico, convulsiones y alimentación mediante sonda. Pasó 91 días en la UCI de Neonatología del Hospital de Albacete, después de someterse a numerosas intervenciones quirúrgicas.

    Indemnización:

    • Principal: 2.591.498 euros.
    • Intereses para las aseguradoras: 3.008.886 euros. Con una cantidad limitada a 2.000.000 euros.
    • Intereses legales: 629.672 euros.
    • Capitalización pensión: 255.000 euros (10 años esperanza de vida).
    • Costas: 120.000 euros.
    • Total: 5.596.171 euros.

    Hemeroteca:

    Condena por errar en un cáncer de próstata

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *

    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!