• El Sescam advierte sobre vídeos y fotografías

    No se conforma con prohibir las imágenes y los vídeos, el Sescam extiende «el control» también a los audios. Un cartel, que está colgado en el Complejo Hospitalario de Toledo, advierte, eso sí amparándose en el derecho a la intimidad, que no se pueden realizar capturas ni de imagen ni de audio. Es más, se pide que, quien vea a alguien haciéndolo, llame al Servicio de Seguridad. Y es que si el colapso sanitario de Albacete dio la vuelta al mundo fue porque las enfermeras de Urgencias, agotadas de predicar en el desierto durante días, decidieron mostrar la realidad a la opinión pública. Ahora, la amenaza está por escrito.

    Sescam vídeos

    Es previsible que se acaben los audios de profesionales sanitarios llorando, pero también los vídeos bailando o aplaudiendo, y el tiempo dirá si los montajes de propaganda también se ven afectados. El caso es que el Sescam tiene claro que, aunque tenga la cara tapada, no habrá imágenes del anciano que estuvo tres días con fiebre en una silla de un pasillo de Urgencias, ni de la veintena que se trataron en la sala de espera o del personal trabajando envuelto en bolsas de basura. Si salen imágenes de los centros sanitarios públicos, serán las de pasillos y camas vacías.

    El cartel, con el membrete del Sescam, se puede ver, de momento, en Toledo, citando dos leyes y un reglamento. Además, a las señales de prohibido le acompañan las amenazas, ya que dice textualmente que «se perseguirá por vía penal y/o disciplinario cualquier hecho que pueda interpretarse como una vulneración de dicha prohibición».

    No obstante, al tratarse cualquier centro sanitario del Sescam de un espacio público, si no se puede identificar a los pacientes, difícilmente se podrá apelar al Derecho al Honor, a la Intimidad o a la Propia Imagen.

    Situación de coronavirus en Castilla-La Mancha

    Datos del Ministerio de Sanidad

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *