• Avance contra el cáncer de ovario y pulmón

    Un equipo multidisciplinar de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) ha logrado sintetizar un nuevo compuesto de titanio con afinidad por la albúmina que muestra una actividad antitumoral frente a células de cáncer de ovario y de pulmón resistentes a otros quimioterápicos. Este hallazgo podría representar una alternativa terapéutica para pacientes que han desarrollado resistencia a tratamientos de uso actual, especialmente a los derivados del platino.

    Un equip de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) ha logrado sintetizar un nuevo compuesto de titanio frente al cáncer.

    El estudio, llevado a cabo por los investigadores de la Facultad de Ciencias Ambientales y Bioquímica de Toledo Sergio Gómez-López, Rosario Serrano, Boiko Cohen, Isabel Martínez-Argudo, Laura López-Sanz, Marta Guadamillas y María José Ruiz bajo el liderazgo de Raúl Calero, se ha publicado en la revista Journal of Inorganic Biochemistry con el título Novel titanocene y derivative with albumin affinity exhibits improved anticancer activity against platinum resistant cells.

    La albúmina

    El nuevo compuesto de titanio se ha diseñado para interactuar con la albúmina, la proteína más abundante en el plasma sanguíneo. “Esta interacción no solo mejora la estabilidad del compuesto, sino que también facilita su transporte a través del torrente sanguíneo y aumenta su especificidad hacia el entorno tumoral”, explica el profesor Calero. La albúmina actúa como un vehículo fisiológico, acumulándose en los tejidos tumorales y permitiendo una distribución más eficaz del compuesto.

    El desarrollo de este compuesto representa un avance en la oncología, especialmente para aquellos pacientes que han desarrollado resistencia a los tratamientos actuales. “La resistencia a los quimioterápicos es uno de los mayores desafíos en el tratamiento del cáncer y este nuevo enfoque podría ofrecer una solución viable.

    Menos dosis, menos efectos adversos

    Además, la mejora en las propiedades farmacocinéticas del compuesto podría permitir la reducción de las dosis necesarias, minimizando los efectos adversos y mejorando la calidad de vida de los pacientes”, señala el investigador principal del estudio.

    El hallazgo abre nuevas vías para el desarrollo de terapias específicas y dirigidas que aumenten significativamente el porcentaje de supervivencia en pacientes oncológicos, especialmente cuando presentan resistencia farmacológica a los tratamientos actuales. Según Calero, “esto puede suponer un avance en pro de una medicina cada vez más personalizada, fundamental en el tratamiento del cáncer”.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *